DEBATIERON SOBRE ECONOM A, EDUCACIÓN, ENERG A Y JUSTICIA

El radicalismo pide "un salto de calidad" en Cambiemos y ser parte de la mesa decisiva

Reclama que el PRO le informe del rumbo del Gobierno y atienda sus "sensibilidades". El caso Díaz Gilligan y la política de seguridad dividen aguas en el centenario partido

La Unión Cívica Radical realizó ayer su tradicional encuentro parlamentario con figuras de la conducción nacional, en la antesala del inicio de sesiones ordinarias y con el objetivo de fijar la "estrategia parlamentaria". Sin embargo, poco tiempo se destinó a esbozar el trabajo en Diputados y Senadores.

El centenar de participantes llegados al hotel Savoy analizaron el contexto económico, político y social del país, hicieron balance y trazaron un horizonte del rol del partido en la alianza con PRO y Coalición Cívica.

El gobernador de Mendoza y presidente radical, Alfredo Cornejo, hizo un "balance positivo" de la participación en Cambiemos y anunció que se continuará apoyando "la línea gruesa" del programa de gobierno de Macri, aunque avisó: "Vamos a visibilizar los temas que nos preocupan y plantear las mejoras que son necesarias".

Cornejo elogió el gradualismo de la política económica de estos dos años, pero también demandó una política de incentivo al consumo y de toma controlada de deuda. Acompañado por el titular del interbloque Cambiemos en Diputados, Mario Negri; y por el jefe de bloque en el Senado, Ángel Rozas, el mendocino celebró que el Gobierno haya desplazado al subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, ante la sospecha que causó su cuenta no declarada en Andorra por u$s 1,2 millón, pero distinguió ese caso del que se cierne sobre el ministro de Finanzas, Luis Caputo. "No sabemos si su situación se encuadra en el mismo caso que Díaz Gilligan", dijo escuetamente.

Al igual que en esa divisoria de aguas, Cornejo reavivó un tema polémico al interior del partido al defender la gestión de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su denominada "doctrina Chocobar". Sugirió que el Estado "debe tener un carácter más fuerte contra el crimen organizado y el delito individual", con "un sistema policial eficaz y eficiente". Y marcó que tal es la posición del partido, pese a que en el debate interno hay quienes soportan la mirada "garantista" del perito legal Ricardo Gil Lavedra.

Por su parte, Mario Negri evidenció las tensiones internas y con el PRO al afirmar que "llegó el momento de dar un salto de calidad en Cambiemos", para ser "parte decisiva de este momento de la gestión". Los radicales no esconden su incomodidad con el rol de reparto que les cabe en Cambiemos.

Fuentes del partido dijeron a El Cronista que insistirán a la Casa Rosada con reflotar "mecanismos de consulta", como los que funcionaban al comienzo de la gestión, cuando Ernesto Sanz se sentaba en las reuniones de seguimiento. "Nadie le va a decir al Presidente qué tiene que hacer, pero queremos tener un espacio en el que podamos opinar sobre el rumbo del Gobierno y plantear nuestras sensibilidades", ilustraron.

En este sentido, el Comité Nacional de la UCR, que sesionará este miércoles, planea reflotar la fundación Alem, su think tank para la elaboración de políticas de gobierno y llegar con propuestas a la mesa nacional.

El 2019 también fue tema de debate: los participantes acordaron "fortalecer el trabajo en los distritos" a fin de apuntalar las candidaturas en provincias donde se ven con chances: Santa Cruz, Córdoba, La Rioja, Chaco y, tal vez, Tucumán.

Tags relacionados