El pueblo, de duelo, y la clase política estremecida ante la partida de Diego Maradona

Miles de personas se congregaron espontáneamente en todos los rincones del país para despedir al futbolista que más alegría dio a los argentinos. El presidente declaró tres días de duelo y Cristina, como otras figuras del Gobierno, despidieron con pesar a un ícono que asumían como propio y será velado desde este jueves en Casa Rosada.

Con 60 años recién cumplidos, Diego Armando Maradona partió súbitamente de este mundo el miércoles al mediodía tras sufrir un paro cardiorrespiratorio producto de un complejo estado de salud que arrastraba desde hace años y que recientemente había demandado una intervención quirúrgica para remover un coágulo en su cabeza.

La noticia tomó por sorpresa a la gente, que en pocas horas se concentró en la Plaza de Mayo, el Obelisco, la Bombonera, el estadio de Argentinos Juniors y tantos otros rincones del país que evocan al ídolo popular y donde se vieron flores, banderas, pancartas y fotos, y volvieron a oírse los típicos cantos de cancha que la pandemia de coronavirus arrebató de la vida cotidiana en estos meses.

Del mismo modo, la clase política sintió el golpe que supone la partida del deportista más encumbrado que tuvo la Argentina. El presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional, canceló la agenda de actividades que lo llevarían el jueves y viernes a Santa Fe y Chaco, respectivamente, y puso a disposición de los deudos la Casa Rosada para velar sus restos desde las primeras horas de este jueves.

El mandatario reseñó que “Diego era la Argentina en el mundo, nos llenó de alegría y nunca le vamos a poder pagar tanta dicha . Sobre el deportista que inició su carrera profesional en Argentinos -club del cual es hincha- Fernández lo recordó como "un hombre absolutamente genuino, no impostado, que expresaba todo con la fuerza con la que jugaba al fútbol".

La vicepresidenta Cristina Kirchner también dejó entrever "mucha tristeza" por el deceso del Diez, y le aseguró condolencias a sus familiares y seres queridos. En el mismo sentido se volcaron otras figuras del gabinete y del peronismo, con el que Maradona se sentía identificado, al punto de militar incluso el voto para la fórmula que finalmente frustró en octubre de 2019 la reelección de Mauricio Macri.

Mucha tristeza... Mucha. Se fue un grande.
Hasta siempre Diego, te queremos mucho. Enorme abrazo a sus familiares y seres queridos. pic.twitter.com/Fv8zhnL1V3

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) November 25, 2020

Maradona había visitado la Casa Rosada, donde este jueves será despedido, el pasado 26 de diciembre, donde se estrechó en un abrazo con Fernández y, más tarde, saludó desde el balcón a la gente que había advertido su presencia en la zona y vitoreaba el todavía fresco triunfo del Frente de Todos.

"¡Volvimos! ¡Que Macri se vaya a vivir a Tailandia!", gritó ese día, en señal de respaldo de una administración que empezaba a tomar las riendas de una situación económica, social y política compleja.

Pese a la notoria confrontación, el expresidente lo despidió con un mensaje en Twitter. "Un día muy triste para todos los futboleros del mundo, especialmente los argentinos. Serán imborrables las enormes alegrías que Diego nos dio", escribió Macri en dicha red social.

La noticia del deceso de Maradona recorrió el mundo entero y provocó reacciones de las más diversas figuras de la política, el deporte y los espectáculos.

Un día muy triste para todos los futboleros del mundo, especialmente los argentinos. Serán imborrables las enormes alegrías que Diego nos dio.

— Mauricio Macri (@mauriciomacri) November 25, 2020

También de líderes religiosos como el Papa Francisco que, informado de su muerte, "recordó afectivamente las oportunidades de encuentro que tuvieron en los años recientes y aseguró oraciones por él, como lo venía haciendo tras saber de su estado de salud", informó un vocero del Vaticano.

 

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios