Macri recibió insultos y gestos de apoyo al visitar una iglesia en Tandil

Mientras algunas personas apoyaban al Presidente, quien se encontraba con su hija Antonia, otros reclamaban por la libertad de Milagro Sala y la paritaria docente.

El presidente Mauricio Macri fue increpado e insultado hoy por un grupo de personas, a la salida de la iglesia del Santísimo Sacramento de la ciudad bonaerense de Tandil, cuando estaba acompañado por su hija Antonia.

El incidente ocurrió cerca del mediodía, cuando unas 10 personas se acercaron al mandatario al momento que partía en una camioneta del lugar, donde llegó en el marco de las celebraciones por Semana Santa. Según un video que difundió el diario El Eco de Tandil, Macri fue abordado cuando salía de la parroquia por manifestantes que portaban carteles con reclamos por la libertad de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, y por la paritaria docente.

De acuerdo a las imágenes, los manifestantes comenzaron a insultar al mandatario, mientras un efectivo policial intentaba alejar a las personas para que la camioneta en la que se trasladaba Macri pudiera seguir su camino.

Antes del incidente, el Presidente sostuvo que le "hace mucho bien" estar en Tandil porque, destacó, es el lugar de sus "raíces" y le permite contactarse con momentos de su "infancia". En la Iglesia Santísimo Sacramento fue recibido por el sacerdote Raúl Troncoso y luego saludado por el intendente local Miguel Ángel Lunghi, quien se acercó hasta el templo enterado de la presencia de Macri. 

Además de ese grupo, el presidente también recibió muestras de apoyo por parte de un grupo de vecinos. "Vamos, Macri. No aflojes", fueron las palabras de aliento para el Jefe de Estado mientras intentaba subirse a la camioneta que iba a transportarlo.

Tags relacionados

Más de Economía y Política