El gremialismo antimacrista prometió su apoyo a la campaña de la fórmula FF

Alberto y Cristina Fernández almorzaron con Hugo Moyano y el sindicalismo más combativo al Gobierno de Macri. Prometieron una mesa de diálogo permanente para resolver las demandas de los trabajadores a cambio de militancia en las calles.

Horas después de cerrar el plazo para la inscripción de alianzas, la fórmula presidencial encabezada por Alberto Fernández y secundada por Cristina Fernández de Kirchner jugó su primera carta fuerte durante un almuerzo con una decena de representantes del Frente Sindical para el Modelo Nacional, la Corriente Federal y las dos CTA, que representan al gremialismo más combativo contra la política económica de Mauricio Macri

La -hasta ahora- única fórmula presidencial confirmada del Frente de Todos estuvo acompañada por la dupla en carrera por la provincia de Buenos Aires, que postula al ex ministro y diputado Axel Kicillof a la gobernación, con la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, como compañera de fórmula.

En la sede de la Asociación Bancaria, en plena City porteña, un centenar de militantes y curiosos aguardaron el final del almuerzo ofrecido por el secretario de los empleados bancarios, Sergio Pallazzo, que tras el encuentro destacó que "tanto Cristina como Alberto han reconocido la decidida participación de las organizaciones sindicales".

Según explicaron desde el espacio político opositor, el encuentro fue "para coordinar medidas que permitan terminar con la recesión económica y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras".

Hoy nos reunimos con @alferdez y los compañeros y compañeras del Frente Sindical para el Modelo Nacional, de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma.

Nuestra prioridad es el trabajo. Lo vamos a recuperar entre todos y todas. pic.twitter.com/vA1fARQ1lF

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) 13 de junio de 2019

Al término del encuentro, el secretario de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, confirmó el apoyo en bloque de los sindicalistas presentes (entre ellos, los camioneros Hugo y Pablo Moyano; el titular del principal gremio docente bonaerense, Roberto Baradel, y el "canillita" Omar Plaini) y reveló que el tándem que aspira a la Casa Rosada se comprometió a conformar  "un mecanismo de consulta permanente con el movimiento obrero" en caso de ganar.

"Saludamos que Alberto y Cristina hayan tenido la deferencia de juntarse con esta parte del movimiento obrero", declaró Micheli, quien también dijo que la fórmula FF "nos pidió que los compañeros combatamos el neoliberalismo".

Por su parte, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, blanqueó el pedido de Alberto y Cristina por contar con militancia sindical activa en la campaña, y adelantó: "Vamos a trabajar para generar concientización, trabajar con las ideas y revivir la esperanza, porque nuestro pueblo está sufriendo el desempleo, el hambre en carne viva".

En esa línea, el docente matancero comentó que los Fernández entienden que "se viene una lucha desigual en la campaña", ya que "ellos (por el Gobierno) tienen todos los medios a disposición, la cobertura en redes sociales y millones de pesos que le van a poner los empresarios"

Además de los Fernández, Kicillof y Magario, participaron Héctor Amichetti (Gráficos), Vanesa Siley (Judiciales), Raúl Durdos (Marítimos), Daniel Catalano (Estatales porteños de ATE), Walter Correa (Curtidores), Dora Martínez (CTA), Rubén García (Municipales de Avellaneda), Abel Furlan (UOM), Horacio Guilini (Sadop), Edgardo Llanos (Aeronáuticos) y Domingo Moreira (Ceramistas).

Tags relacionados