El futuro del Mercosur es armar un acuerdo de libre comercio con la Alíanza del Pacífico

La “retórica de la integración latinoamericana” ha dado paso a una nueva realidad que nos permite encarar el desafío de una “Zona de libre Comercio” consolidada por ambos bloque, que, además, nos integre a las negociaciones de libre comercio que están teniendo lugar en Asia- Pacífico. Por Diego Guelar, Secretario de Relaciones Internacionales de PRO

¡¡Buenas nuevas!! ¡¡Por fin hemos encontrado “nuestra Casa Común”!! Pasamos un siglo dándole la espalda a nuestros vecinos o construyendo “hipótesis de guerras” que nos aislaban mientras soñábamos con nuestra “identidad europea”.

Luego pasamos a discutir  si teníamos que “alinearnos” con E.E.U.U. o ser un país “tercermundista” enfrentado con el “Imperialismo”.

Miremos nuestra realidad en el inicio del 2015. Pese a la parálisis del Mercosur, Argentina cerró el 2014 comerciando dentro de esta asociación por U$S 37.000 millones; a eso hay que agregarle otros U$S 7.800 millones con Chile y Bolivia (nuestros asociados), lo que suma casi U$S 45.000 millones. Si a eso le sumamos nuestro comercio con la Alianza del Pacífico (más Ecuador), totalizamos U$S 51.000 millones.

¡Esta cifra representa el 40% de nuestro comercio exterior, y pronto debería representar más del 50% !!¡Y es aquí, en nuestra región, donde se verifica el mayor peso del valor agregado de nuestras exportaciones! Después viene China –con el 12%- y más atrás la Unión Europea, E.E.U.U. y terceros mercados.

La “retórica de la integración latinoamericana” ha dado paso a una nueva realidad que nos permite encarar el desafío de una “Zona de libre Comercio” consolidada entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, que, además, nos integre a las negociaciones de libre comercio que están teniendo lugar en Asia- Pacífico (con epicentro en E.E.U.U. y China), Eurasia (China y Rusia) y el Atlántico (E.E.U.U. y la Unión Europea).

En esta región, tenemos que recordar, está Brasil con u$s 450.000 millones de comercio exterior ( el 22% con China como principal socio) y Méjico, con u$s 800.000 millones ( el 73% con EEUU). Ambos son nuestros principales articuladores con los mercados más importantes del Planeta.

El Mundo que viene está marcado por la Multipolaridad y el Regionalismo Abierto. Este “Mundo Integrado” requiere de la decisiva participación de los Estados para lidiar con las multinacionales y los agentes financieros. Los viejos “comunismos” y “neo-liberalismos” han desaparecido. Nadie en su sano juicio propone hoy “la dictadura del proletariado” ni “la cartelización del mercado”.

Lo que todavía sí ocurre es la frontera entre los países que militan hoy en este futuro y aquellos que seguimos discutiendo entre alternativas del pasado. Mirar a los 70’s o a los 90’s es una quimera ridícula, no un debate ideológicos.

Los dirigentes lúcidos del mundo han entendido que la energía debía costar la mitad, que la inflación no puede ser superior al 3% anual y que la tasa de interés tiene que ser parecida a cero. Con estos instrumentos en la cancha, no hay país grande ni chico que no pueda plantearse crecer, generar trabajo, eliminar la pobreza y alcanzar la justicia y la seguridad. Por supuesto, si hacen lo que pueden y lo que deben  en beneficio de sus pueblos.

Aunque quedan todavía algunos “locos” que no lo entiendan, se nos presenta a nosotros, Los Argentinos, una oportunidad extraordinaria de marchar hacia un futuro mejor.

 

 

Tags relacionados