El dulce sabor de la venganza: Insaurralde le pide a Bossio que devuelva la banca

La ruptura en la bancada de Diputados del Frente Para la Victoria (FPV) generó el espacio para el pase de facturas, y uno de los que aprovechó para devolver viejos golpes al ex jefe de la ANSeS y hoy legislador Diego Bossio fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Que (Bossio) devuelva la banca. Podemos discutir muchísimo, pero siempre dentro de la responsabilidad de que a quienes nos votan, (para que luego) podamos mirarlos a los ojos”, disparó cuando, entrevistado por radio La Red, le preguntaron por la salida de una docena de diputados del bloque kirchnerista.

La ruptura en el bloque K fue impulsada por el propio Bossio y por los legisladores salteños alineados con el gobernador Juan Manuel Urtubey. Los rebeldes formaron un nuevo bloque junto a otros tres diputados peronistas que no integraban la bancada del FPV.

Bossio, dijo Insaurralde, “es un dirigente joven, con mucho futuro”, y aunque “uno puede cambiar, lo que no puede hacer es traicionarse a sí mismo”.

Las estocadas al ex titular de la ANSeS son una devolución de gentilezas: en 2013, Insaurralde encabezó las listas kirchneristas en la provincia de Buenos Aires y fue elegido diputado, pero el 11 de diciembre de 2014, en un momento en el que tenía diferencias notorias con la conducción del bloque, renunció a su banca y volvió a la intendencia de su distrito (a la que no había renunciado sino que había pedido licencia).

En ese momento, Bossio había calificado la decisión de Insaurralde como “desconcertante” porque, decía, le estaba “dando la espalda al mandato popular”. Y había ido más lejos aún: “Posiblemente estemos en presencia del nuevo Borocotó de estos tiempos”, había cargado en referencia a Eduardo Borocotó, elegido diputado en 2005 por el PRO y que en pocas semanas pasó a las filas del kirchnerismo.

Tags relacionados