El déficit fiscal fue de $ 212.020 millones y se frenó la desaceleración del gasto público

El resultado primario fue deficitario por $ 167.182 millones en septiembre. La caída en la actividad económica y el incremento de recursos para atender la pandemia golpearon los ingresos fiscales.

Con los ingresos fiscales golpeados por la profunda caída en la actividad económica y un gasto público en expansión para mitigar los efectos de la pandemia, el Sector Público Nacional (SPN) registró en septiembre un déficit primario de $ 167.182 millones.

El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intrasector público, ascendió a $ 44.839 millones y, de esa manera, hubo un déficit fiscal por $ 212.020 millones.

Según el cálculo del consultor Hernán Hirsch, el rojo acumulado en los primeros nueve meses de 2020 equivale a un 4,8% del Producto Bruto Interno (PBI). Jorge Neyro, economista Jefe de ACM, lo estimó en 4,7%.

El mes pasado los ingresos totales del SPN alcanzaron los $ 445.625 millones, con una suba de 34,3% interanual. Y los ingresos tributarios crecieron 41,5%, con lo que acumularon cuatro meses consecutivos de aceleración.

"Cabe destacar que este crecimiento implicó una variación positiva en términos reales, hecho que no se observaba desde noviembre de 2019", recordó el Ministerio de Economía.

Respecto al gasto público, las erogaciones primarias llegaron a $ 612.806 millones, con un salto interanual de 71,6%.

"Esta dinámica se corresponde con el enorme esfuerzo fiscal transitorio en un contexto excepcional de pandemia, necesario para implementar las medidas para el cuidado de las familias, el empleo, la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales", puntualizó el Gobierno.

Como es habitual, las prestaciones sociales conforman el ítem más oneroso: $ 364.771,8 millones, de los cuales $ 214.322 millones corresponden a la Seguridad Social. Las Jubilaciones y Pensiones Contributivas crecieron un 33,8% interanual.

En un año especial por la pandemia, las transferencias corrientes registraron un incremento interanual de $ 183.304 millones (188,3%), de los cuales $ 151.312 millones fueron percibidos por el sector privado, informó Economía.

Las prestaciones sociales conforman el ítem más oneroso: $ 364.771,8 millones, de los cuales $ 214.322 millones corresponden a la Seguridad Social

Esto se explica "por las erogaciones extraordinarias en concepto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que ascienden a cerca de $ 71.500 millones".

La suba del monto destinado al Programa Alimentar y el apoyo a comedores escolares fue de casi $ 12.200 millones.

Donde el Gobierno pone la lupa para que no se desborde el gasto en 2021 es en los subsidios. El incremento cercano a $ 57.350 millones (327,5% interanual) respondió casi en su totalidad a la asistencia financiera a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para regularizar pagos a las generadoras en el marco del congelamiento transitorio de tarifas eléctricas dispuesto por el Ejecutivo Nacional "para amortiguar los efectos nocivos de la crisis sanitaria y económica sobre la economía de las familias", apuntaron oficialmente.

"Esto se evidencia al observar que el gasto en subsidios energéticos del tercer trimestre mantuvo la dinámica observada a la fecha (94% interanual)", ampliaron. 

Para Neyro, de ACM, "algunas partidas como subsidios energéticos y transferencias a provincias en agosto habían estado por debajo del ritmo anterior, y en septiembre compensaron gastando más".

"En agosto los subsidios energéticos fueron la mitad de julio y en septiembre triplicaron los de agosto", señaló Neyro.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios