El coronavirus generó pérdidas de ingresos en más del 50% de las familias

Así lo muestra un relevamiento del Indec sobre Capital Federal y Gran Buenos Aires. Más del 40% advirtió que debió durante los últimos meses hacer frente a suspensiones o despidos.

A partir de la pandemia del coronavirus el 49,3% de los hogares de Capital Federal y Gran Buenos Aires registró pérdida de ingresos, mientras que el 40,3% debió hacer frente a suspensiones o despidos, de acuerdo al estudio sobre el impacto del Covid-19 realizado por el Indec.

La crisis laboral fue mayor en los partidos del conurbano bonaerense, donde los despidos alcanzaron al 42% de las familias, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires la cifra fue de 33,6%.

El impacto en el empleo fue de 45,7% en los hogares cuyos jefes de familia no terminaron el secundario, detalla el trabajo llevado a cabo desde agosto a octubre de 2020 por el organismo de estadísticas oficial. Progresivamente, en los de nivel educativo medio fue de 37% y en los liderados por jefes de familia con un nivel educativo terciario o universitario sólo un 34,5% se vio afectado.

El Indec aclaró, sin embargo, que el relevamiento se trata de una muestra "no probabilística",  es decir que "no se hace una inferencia a la población, sino que los resultados obtenidos dan cuenta exclusivamente de la situación de los hogares entrevistados". De acuerdo a fuentes del organismo, la aclaración obedece a que, técnicamente,  no se considera correcta la "proyección" porque "no se hizo la expansión que, por ejemplo, se suelen hacer en la EPH".

"En total se lograron 2.139 respuestas efectivas correspondientes a hogares que seguían habitando en la misma vivienda en la que habían sido encuestados previamente", especifica el documento.

En lo que respecta al ingreso total familiar (ITF), sufrieron perdidas el 57,3% en los hogares con niños y en el 57,1% en los de bajo nivel de instrucción, lo que tuvo consecuencias en los hábitos alimenticios. El 33,8% de las familias redujo el consumo de al menos un alimento por razones económicas desde el inicio de la pandemia. Para quienes residen en CABA el porcentaje fue de 21,2%, mientras que en los hogares localizados en partidos del conurbano bonaerense fue del 38%.

Del total de hogares encuestados un 50,2% redujo solo un alimento, mientras que el 25,6% dejó de consumir dos de los considerados y el 14,2% tres alimentos. Un dato llamativo es que el 87,4% se vio obligado a dejar de consumir carne vacuna.

En cuanto a productos no alimentarios, el 45,8% de las familias tuvieron que reducir su consumo. Específicamente fueron el 36,9% en CABA y el 48,8% en el conurbano. Cabe aclarar que además de los recortes en ciertos consumos hubo otros problemas de gastos corrientes. El 28,6% de los hogares dejó de pagar impuestos y servicios de la vivienda como agua, gas, electricidad, internet, servicios de TV por cable o telefonía celular.

Ante la disminución de ingresos, para poder afrontar el resto de los gastos diarios, 4 de cada 10 hogares declararon haber utilizado sus ahorros desde que comenzó la cuarentena y el 11% se vio obligado a pedir préstamos, tanto a bancos como a organismos públicos. De todas formas, casi el 75% de los hogares relevados por el INDEC recibieron una prestación social del Estado.

Un último punto a remarcar tiene que ver con la economía del cuidado: el 65,5% de los hogares debieron incrementar el tiempo dedicado a tareas domésticas y, específicamente en los que hubo presencia de niños ese porcentaje ascendió al 72,5%. A diferencia del resto de los indicadores, las tareas de limpieza, preparación de alimentos y compras se incrementaron en mayor proporción (75,6%) en los hogares con mayor nivel educativo, dado que previo a la emergencia sanitaria solían contar con mayor participación de servicio doméstico. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios