El acuerdo con la UE abre una nueva ventana en medio de la pandemia

El mundo que dejará la pandemia será más complejo. Los beneficios acordados entre países y bloques serán clave para aprovechar oportunidades, en un escenario con menos comercio y caída de la economía.

Muchas cosas cambiaron en Argentina y el mundo en los últimos 365 días. Hace un año las caras felices de los funcionarios celebrando en Bruselas haber alcanzado un acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea tras 19 años de negociación, presagiaba un futuro venturoso en la relación entre ambos bloques.

Pero la irrupción del Covid-19 cambió el escenario global. Hoy todo es incertidumbre y la propia OMC estima que el comercio global caerá este año entre 15 y 30%. Pese a ello, los analistas coinciden en que lejos de ser un obstáculo, el acuerdo representa una tabla de salvación en el mundo post pandemia.

"Los distintos sectores productivos deberían empujar el acuerdo para que salga más rápido, porque van a tener más mercado y escala con la Unión Europea, en una América Latina que va a salir mucho más deprimida y golpeada de esto", señaló Pablo Lavigne, director de Latinoamérica de Abeceb y ex subsecretario de Facilitación del Comercio de la Nación.

Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, coincide con esta mirada. "Desde el punto de vista geoestratégico es muy importante el acuerdo UE-Mercosur, porque la pandemia va a dejar un mundo dividido en bloques". Agregó que "Argentina quiere exportar y Europa genera un mercado muy conveniente", en un contexto en el que "Europa resulta más previsible que los países asiáticos".

Consultado sobre el desafío actual del acuerdo para la industria, Daniel Funes de Rioja, titular de Copal y vicepresidente de la UIA, sostuvo que "la pandemia robustece el acuerdo con la UE porque una caída del 30% del comercio internacional obliga, claramente, a tener una estrategia de inserción" en el mundo.

Hace un año los reclamos de los industriales ante la disparidad de condiciones para competir se saldaron con plazos de adaptación de 4 a 15 años para empresas del Mercosur, según los sectores, y desgravación inmediata de aranceles para el 76% de las importaciones europeas desde Mercosur, contra 13% en el caso del bloque sudamericano.

Además, se fijaron cupos para exportar carnes vacuna y aviar, arroz, maíz y etanol, entre otros bienes, y el impulso a la inversión y la exportación de servicios.

Tags relacionados
Noticias del día