El Tesoro colocó $ 20.000 millones a una tasa menor a 29%

Fue mediante tres letras a descuento (Ledes) y el Boncer 2021, que vence en abril del año próximo. Sólo un 10% hubo de participación del sector público.

El Tesoro logró hacerse de $ 20.000 millones adicionales en la licitación de hoy, en la que ofreció tres letras a descuento (Ledes) y el Boncer 2021, que vence en abril de 2021, en otra operación en la que en el Ministerio de Economía se mostraron satisfechos con el resultado.

Se trató de una Lede al 16 de junio, otra al 31 de julio y, la tercera, al 28 de agosto, además de la reapertura del BONCER que vence el 17 de abril de 2021.

La participación del sector público, en el promedio, fue baja, de en torno a un 10%, según pudo averiguar El Cronista de fuentes oficiales. En la anterior licitación, del viernes, en la que el Gobierno se hizo de unos $ 50.000 millones, llegó al 40%.

La tasa que se consiguió en estas licitaciones fue inferior a la del viernes (31% en promedio): por debajo del 29%, que es la que existe hoy en el mercado secundario. Y, además, también es casi 10 puntos porcentuales menor a la que el Banco Central paga por las Leliq, de 38%.

Para la Lede a junio se adjudicaron $ 3500 millones de valor nominal a una TNA (tasa nominal anual) de 28,97%, por lo que el total en circulación de este instrumento llegó a 37.264 millones.

En la del 31 de julio se emiten $ 5248 millones, a 28,48% de TNA. Con este monto el total de esta letra en circulación asciende a $ 25.000 millones.

En la Lede que expira el 28 de agosto se adjudicaron hoy $ 3642 millones, a una TNA de 28,2%, que es una letra nueva. Y para el BONCER se emiten, tras la operación de hoy, $ 7608 millones, por lo que el total en circulación de este instrumento llega a $ 150.111 millones.

Tanto para la Lede a junio como la que se ofreció hoy a julio se procedió a aceptar las ofertas presentadas hasta el monto máximo emitido, por lo que se prorratearon. El precio de corte se prorrateó a un precio de corte de 85,2083732% y 54,3591400933707%, respectivamente.

Economía informó que en la licitación se recibieron 215 órdenes de compra para suscribir instrumentos de deuda pública por un total en conjunto de $ 29.157 millones, y se adjudicó un total de $ 19.997 millones de valor nominal.

En Economía están más que conformes con las licitaciones de abril: se lograron refinanciar buena parte de los vencimientos de un mes que tenía una pesada carga y, además, empiezan a ver que se armó un mercado secundario la semana pasada, que si bien es aún acotado (con spreads chicos), da la señal de cierta normalización, según leen en los pasillos oficiales.

Así, tras la licitación de ayer cierra abril con buena parte de la deuda en pesos refinanciada. Mayo luce como un mes más tranquilo, con vencimientos con el sector privado por unos $ 93.000 millones, según cálculos de EcoGo.

En junio vuelven a ser abultados, con $ 205.000 millones y, tras cuatro meses en los que los vencimientos son en promedio de $ 50.000 millones, en noviembre trepan a $ 152.800 millones.

En la anterior licitación, el viernes pasado lograron colocó $ 51.997 millones en tres letras a descuento y un BONCER a un año de plazo. Esa fue la mayor emisión de deuda en pesos en lo que va del mandato de Alberto Fernández en una licitación (que no fuera un canje de deuda).

Desde un comienzo de la gestión que asumió el 10 de diciembre, en Economía buscaron trazar una franja bien delimitada entre la deuda en pesos y la denominada en dólares. Mientras que para la primera avanzaron con licitaciones y canjes (que inicialmente no tuvieron buena respuesta), en las obligaciones en moneda extranjera se concentran hoy en las negociaciones con acreedores externos (para el caso de los títulos bajo legislación internacional).

 

Tags relacionados