El Senado se prepara para votar el proyecto que retrotrae la suba de tarifas

La iniciativa prevé retrotraer el precio de las tarifas de los servicios públicos al 1 de noviembre de 2017 y estipula que los aumentos no pueden exceder el porcentaje de aumento de salarios. La oposición contaría con los votos para convertirlo en ley cerca de las 3 de la mañana.

En una sesión que se espera concluya de madrugada, la Cámara de Senadores debate el tratamiento del proyecto de ley que prevé retrotraer el precio de las tarifas de los servicios públicos al 1 de noviembre de 2017 y estipula que los aumentos no pueden exceder el porcentaje de aumento de salarios.

La iniciativa, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, podría convertirse en ley hoy ya que la oposición contaría con el número necesario para aprobarlo.

Si ningún senador decide borrarse de la lista de oradores en el transcurso de la sesión -se anotaron 51 en total-, la votación del proyecto se llevaría a cabo cerca de las 3 de la mañana.

 

El jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, solicitó que solo los miembros informantes y los presidentes de cada bancada (que cierran el debate) tengan 30 minutos, y el resto de los legisladores 10, pero esa limitación de tiempo es flexible.

AHORA seguí viendo el debate sobre #tarifas desde nuestro canal de YouTube: https://t.co/tvDe3vkbgF pic.twitter.com/8SoFxs0XJz

— Senado Argentina (@SenadoArgentina) 30 de mayo de 2018

Cambiemos intentará rechazar la iniciativa o al menos forzar alguna modificación que obligue a devolverla a la Cámara de Diputados, aunque tenía pocas expectativas para esa empresa, al igual que para lograr la aprobación de su proyecto alternativo que propone rebajas del IVA tanto para usuarios residenciales como pymes.

Desde el Gobierno adelantaron que de ser aprobado el presidente Mauricio Macri lo vetaría. En el Poder Ejecutivo estiman que de ponerse en práctica tendría  un costo para las arcas del estado de $ 115 mil millones.un costo para las arcas del estado de $ 115 mil millones.

La oposición pretende votar hoy una ley con un costo fiscal enorme: 115 mil millones de pesos. Es un acto demagógico e irresponsable, que busca un rédito político efímero a costa del futuro de todos los argentinos.

— Nicolas Dujovne (@NicoDujovne) 30 de mayo de 2018

El jefe del bloque de Senadores, Miguel Angel Pichetto, aseguró hoy que el Gobierno nacional "nunca quiso acordar" con los legisladores por las tarifas y señaló que hubo "un fracaso de la política", al tiempo que ratificó que la oposición avanzará con el proyecto que modera aumentos en los servicios públicos.

Los proyectos

El proyecto propone retrotraer la situación tarifaria a noviembre de 2017, declarar la emergencia en la materia hasta el 31 de diciembre de 2019, y permitir un solo aumento anual, atado al coeficiente de variación salarial en el caso de los usuarios residenciales y de la garrafa de gas, y al Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) para las Pymes y cooperativas.

Ese límite alcanzará a los servicios de energía eléctrica, gas y agua. Originalmente incluidos, el transporte de ómnibus y los peajes fueron eliminados de la propuesta. Además, también quedaron afuera los usuarios de mayor consumo. Y fue eliminado el descuento que preveía la propuesta original del 50% en el IVA de las facturas, un punto muy cuestionado por los gobernadores debido a su impacto fiscal y que paradójicamente se terminó convirtiendo en la propuesta alternativa que presentó la Casa Rosada, por sugerencia de Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti.

El proyecto que impulsa Cambiemos propone una rebaja del IVA a la mitad (10,5%) para usuarios residenciales y de 6 puntos porcentuales (21%) para pymes.

Voces a favor y en contra

Al inicio de la sesión, el formoseño José Mayans, del Bloque Justicialista, afirmó que "el Gobierno en su plan económico decidió servicios dolarizados y terminar con los subsidios" y aseguró que "en noviembre hubo aumentos que llegaron al 600%".  

A su turno, el bonaerense Esteban Bullrich, de Cambiemos, cuestionó el esquema de subsidios que mantuvo la gestión del kirchnerismo y manifestó que "tener tarifas bajas para construir una vida cara, esa es la mayor inmoralidad que puede cometer un gobierno".

Para el senador oficialista, la iniciativa del peronismo "es irresponsable, es demagógica" y "sostiene una desigualdad que también se heredó del gobierno anterior, que hacía que en el interior se pagaran tarifas hasta en un 70% más caras" que en la zona metropolitana.

Anabel Fernández Sagasti, del kirchnerismo, pidió que el presidente Mauricio Macri "abandone las visiones paranoicas de que la oposición se junta para llevarle un problema" y agregó: "Todo lo contrario, le estamos dando un mandato republicano para que revea la política tarifaria y energética".

 

Tags relacionados