ALONSO Y BULLRICH APUNTAN A UN SISTEMA DE ESCUCHAS MONTADO POR EL ESTADO

El PRO denunció que el Gobierno espía jueces, periodistas y políticos

Según Bullrich, el sistema de espionaje se montó después de la muerte del fiscal Alberto Nisman. En el listado figuran los presidenciables y miembros de la Corte

Las diputadas nacionales Patricia Bullrich y Laura Alonso (PRO) presentaron denuncias judiciales en las que vincularon a los organismos de inteligencia del Estado en un presunto "espionaje ilegal" contra referentes de la oposición, periodistas y los miembros de la Corte Suprema de Justicia, entre otros.


Entre los políticos escuchados, según las legisladoras, están los candidatos presidenciales Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal). En la presentación revelaron que "se estuvieron y se están realizando una interceptación de líneas telefónicas y almacenamiento de datos provenientes Whatsapp, mails, mensajes de texto, en los teléfonos celulares y computadoras" contra quienes "mantienen posiciones críticas o independientes al gobierno nacional".


Según la diputada Bullrich, el espionaje comenzó después de la muerte del fiscal Alberto Nisman. "Está hecho con máquinas que compró el ex jefe del Ejército, César Milani, de última generación", aseguró.


La nómina de escuchados incluye a los cuatro miembros de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, los jueces federales Claudio Bonadio y Sandra Arroyo Salgado ex esposa del fiscal fallecido Alberto Nisman, el ex director del SIDE, Antonio Jaime Stiuso, y Milani.


En la presentación, las diputadas describen que recibieron la información el 19 de octubre después del llamado telefónico de un "miembro de los servicios de inteligencia". Y agregan que acto seguido, ese mismo día, recibieron en el Congreso un sobre que incluía el listado de las personas espiadas. "El Patrón común de todos los espiados, es que mantienen posiciones críticas o independientes al gobierno nacional", sostiene la presentación.


El listado también incluye a los candidatos a gobernador bonaerense María Eugenia Vidal (Cambiemos) y Felipe Solá (UNA), además de la senadora Gabriela Michetti, compañera de fórmula de Macri, el jefe del radicalismo, senador Ernesto Sanz, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, el dirigente radical Ricardo Gil Lavedra y el ferroviario, Rubén Sobrero. Entre el grupo de los periodistas "vigilados", las diputadas citaron a Magdalena Ruiz Guiñazú, Carlos Pagni, Marcelo Bonelli, Héctor Magnetto, Edgardo Alfano, Santo Biasatti, Nelson Castro y Joaquín Morales Solá y Jorge Lanata entre otros.


"Esto demuestra que el cambio de nombre de la Secretaría de Inteligencia (SI) por Agencia Federal de Inteligencia (AFI) fue maquillaje y que fue la propia Presidenta (Cristina Fernández) a través de (Oscar) Parrilli la que habría ordenado que se viole la Constitución espiando a la Corte Suprema, jueces federales, candidatos opositores, periodistas y personalidades que han expresado su disconformidad con acciones del gobierno", advirtió Alonso.


Además resaltó que en la presentación exigieron que se dispongan dos allanamientos a un edificio ubicado en la esquina de San Juan y Entre Ríos, en la Capital Federal, y el inmueble donde funciona el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas (CITEFA), desde donde se habrían realizado las tareas de inteligencia.


Fuentes de Tribunales revelaron a DyN, que "hay malestar" en la Justicia porque las diputadas hicieron pública la denuncia y "cualquier medida sorpresiva quedó frustrada". Las denuncias fueron radicadas en el Juzgado Federal de San Isidro a cargo de Emiliano Canicoba Corral y en el Juzgado Federal N´7 de esta capital, a cargo de Sebastián Casanello.

Tags relacionados