LA COYUNTURA TENSÓ LA RELACIÓN CON EL PJ EN EL SENADO

El PRO busca avanzar con el pliego de Weinberg en un contexto adverso

La candidata a la Procuración tendrá mañana su audiencia pública en el Senado. Allí responderá impugnaciones. Si sale airosa, enfrentará el recinto

El oficialismo comenzará mañana a recorrer el áspero e incierto camino legislativo para designar a Inés Weinberg al frente de la Procuración General de la Nación. Será en la comisión de Acuerdos, adonde la hoy jueza superior de la Ciudad deberá enfrentar desde las 14 las inquietudes de los senadores del peronismo,quienes tienen los votos clave para alentar o enterrar sus aspiraciones. El escenario no le es favorable.

En las últimas semanas se acumularon las señales de malestar y las advertencias entre los integrantes del bloque Justicialista que preside Miguel Pichetto. A la coyuntura económica y la incipiente carrera electoral, que resecan el hasta hace algunos meses aceitado diálogo que mantenía esa bancada con Cambiemos, hay que sumar la mala recepción que tuvieron algunas de las últimas medidas del Gobierno entre los legisladores.

Este viernes, sin ir más lejos, el rionegrino Pichetto y el fueguino José "Nato" Ojeda acusaron a la Casa Rosada de perjudicar deliberadamente a la Patagonia con la decisión de eliminar el plus en las asignaciones familiares para esa región. "La Patagonia es un gran territorio pero escasamente poblado, tiene grandes recursos naturales y energéticos y requiere beneficios diferenciales para incentivar la radicación allí. El concepto de zona debe mantenerse para la región", reclamaron.

También el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, criticó la decisión. "Vuelve a marcar la mirada centralista del Gobierno, que en lugar de elaborar políticas públicas que sinteticen las distintas realidades de la Argentina, generaliza la realidad de la ciudad de Buenos Aires y la asemeja a la del interior profundo", denunció. El hermano del gobernador, el senador Rodolfo Urtubey, preside la comisión de Acuerdos ante la que se presentará la candidata para la Procuración.

En ese clima, Weinberg deberá -avisaron los peronistas- no dejar ninguna duda en su presentación ante los senadores opositores. La candidata recibió impugnaciones con denuncias fuertes. Una de ellas, presentada por el diputado del PJ-Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade, recogió una revelación de este diario: que según documentación de la ONU, la jueza recibió honorarios privados en simultáneo con su cargo en la Justicia porteña, algo que los magistrados de la Ciudad tienen prohibido y que además no declaró. El tema había sido objeto de cuestionamientos en el Consejo de la Magistratura porteño, cuando el PRO la propuso para presidir el Superior Tribunal local. Sin embargo, en aquella oportunidad, la mayoría macrista cerró la investigación.

Además, también fue impugnada por sospechas de parcialidad, a partir de su buen vínculo con el presidente Mauricio Macri.

Al terminar su exposición, el oficialismo tiene la intención de avanzar con el dictamen favorable a su pliego, aunque anoche no tenía certezas de lograrlo. Por un lado, el escenario adverso y la tensión con la oposición podrían demorar los consensos necesarios para conseguir una mayoría de firmas. Y por el otro, mañana habrá una nueva jornada de exposiciones -la séptima- en el plenario de comisiones que debate la legalización del aborto, lo que convertirá al martes en "un día complicado", dijeron en Cambiemos, para lograr el dictamen.

Si no lo consigue mañana, Cambiemos procurará alcanzar el aval de la comisión en los próximos días, como paso previo a la última gran batalla para designar a Weinberg: el recinto. Esa parada aparece más difícil aun. El Gobierno necesitará los votos de dos tercios de los presentes para conseguir que la elegida de Macri se siente finalmente en el sillón que Alejandra Gils Carbó dejó en noviembre pasado.

Tags relacionados

Noticias del día