El "Operativo Octubre" tendrá un costo fiscal de $ 10.500 millones

Equivale a menos de 0,1% del PBI,  que se solventaría con recaudación. Los tres grandes rubros que suman son el freno en el aumento de la luz, la suba escalonada y diferimiento en tarifa de gas, y retenciones a exportaciones

El camino era angosto a la hora de definir el paquete de medidas que anunció el Gobierno ayer: la necesidad de cumplir con la meta de déficit primario cero este año prometida al Fondo Monetario Internacional, condición para que se gatillen los desembolsos dentro del préstamo stand-by pactado a tres años con el organismo, era en límite.

En las reuniones de preparación, Nicolás Dujovne lo repetía: no había dinero disponible para hacer anuncios, en pleno contexto electoral, que lo alejaran de manera sustancial de la meta fiscal. ¿El resultado? Las medidas dadas a conocer ayer implicarán para el Estado un costo fiscal de $ 10.500 millones, un monto que representa menos de 0,1% del PBI, según calculan en Hacienda, de acuerdo a lo revelado por una alta fuente del Ministerio.

Si bien en la conferencia de prensa de ayer Dujovne (acompañado por los ministros de Producción, Dante Sica, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley) dijo desde la quinta presidencial de Olivos que el impacto fiscal era de $ 9000 millones, el total podría ser un poco superior.

Es que el número que dio a conocer Dujovne no incluyó la disminución en la recaudación por el beneficio impositivo a los exportadores, que quedan exceptuados de pagar retenciones en algunos casos en particular. Se trata de las empresas que vendan al exterior por encima de su promedio de exportaciones del año pasado, siempre y cuando sean exportadores de menos de u$s 50 millones. Esta medida se traduce en menos ingresos fiscales por $ 1000 millones.

Ese total se suma a los dos grandes rubros que tienen el mayor peso, en términos fiscales: por un lado, en la electricidad, con la decisión de no avanzar con los aumentos, 4% mayo y otro 4% en agosto acumulativos (que se sumaban a un poco más de 40% que se concretaron en febrero y marzo), que dijeron desde el Gobierno que serán absorbidos por el Estado Nacional. Esta medida implica desembolsos por unos $ 5000 millones, calculan en Hacienda. Además, de esta manera, se calcula que de la factura de luz el Estado vuelve a subsidiar el mismo porcentaje que hacía en 2017, en torno a un 45% (ver pág 6).

Por el otro, además del impacto en la energía eléctrica, en el gas, que en sí se sigue con el esquema anunciado para este invierno, de un aumento escalonado y diferimiento para pagar en el verano los incrementos del invierno, el costo fiscal alcanza los $ 4500 millones.

¿De dónde saldrán los recursos? Dujovne dijo ayer que confían en que, de la mano de una recuperación de la economía, la recaudación mejorará, y con eso alcanzará para cubrir este monto. "Sostenemos el mismo programa fiscal que manejamos hasta ahora, que tiende a confluir al déficit primario equilibrado este año", respondió frente a la consulta de si se modificaba en algo el programa con el FMI.

Desde Hacienda confían en que algunos recursos "están mostrando una evolución mejor a la esperada". Mencionaron, puntualmente, al revalúo fiscal, impuesto que lo cobra Nación y coparticipa con provincias. "Vino mejor de lo que preveíamos", dijo al fuente. Según los cálculos que hacen , este concepto aportaría unos $ 20.000 millones.

A su vez, cuentan con que el plan de facilidades de pagos de impuestos sume ingresos adicionales, aunque aún no tienen una proyección de qué monto podría aportar.

Otro aspecto, dentro de un potencial costo fiscal, es que no habrá más aumentos en colectivos y trenes. El anuncio abarca lo que el Estado nacional subsidia, que es los del AMBA, es decir, los que pasan de Ciudad a provincia. Pero desde Hacienda descartaron que implique mayores desembolsos que los previstos. "No tiene costo adicional. Ya se dieron los aumentos previstos a principio de año. El presupuesto ya tiene una estimación implícita de aumento en el año con subas de costos proyectadas en 40%", respondió la fuente.

Sobre la decisión de las provincias, que deben definir los subsidios que de ellas dependen, Dujovne resaltó ayer el "carácter federal" del programa e instó a las provincias que "se sumen a este esfuerzo".

Tags relacionados