EL GOBIERNO PORTEÑO ANALIZA EXTENDER A OTRAS ARTERIAS EL SISTEMA DE TRANSPORTE PÚBLICO

El Metrobus sale de las fronteras de la Juan B. Justo

La avenida del Libertador sería el próximo recorrido para la segunda versión del colectivo que se implementó este año entre Liniers y Palermo. Abarcaría todo su recorrido, a lo largo de unos nueve kilómetros.

Mauricio Macri no abona la teoría que indica que las segundas partes nunca fueron buenas. El Metrobus, uno de los pilares que levantó en torno de su política para mejorar y motivar el uso del transporte público, que recorre la avenida Juan B. Justo, tendrá una réplica.
Según pudo saber El Cronista, el gobierno porteño ya tiene en carpeta el proyecto para llevar los carriles exclusivos para colectivos a otras avenidas. Y si bien todavía no está del todo definido cuál será la próxima, la que aparece con mayores posibilidades es Libertador.
Hoy, por allí no hay líneas de subte ni mucho menos proyectos para que los haya y cuenta con el ancho ideal como para poder montarle en el medio dos carriles exclusivos para el Metrobus. Además, de este modo se uniría Retiro con la General Paz, una distancia cercana a los 9 kilómetros, dato que no pasa inadvertido para el gobierno porteño ya que la idea es buscar soluciones en largas distancias.
Para llevar adelante esta iniciativa, al mismo tiempo, habría que transformar a Libertador en una avenida de doble mano en todo o buena parte de su recorrido, y no por tramos y dependiendo del horario, como ocurre en la actualidad.
Lo que también será cuestión de análisis es si algunas líneas de colectivo cambiarán parte de su recorrido para aprovechar esta nueva alternativa.
La puesta en marcha de esta iniciativa ya es una fija, aunque la idea de Mauricio Macri es reservar esa carta para después de diciembre, una vez que haya arrancado su segundo mandato al frente de Capital Federal.
Las grandes chances de Libertador de recibir a la nueva versión del Metrobus crecen por virtudes propias, aunque también por falencias ajenas. Dos de las avenidas en las que también se pensó son Pueyrredón y Santa Fe, que ya fueron transformadas en doble mano, por lo que se trataría de una variación menos a realizar. Y ambas muestran contras similares, por lo que no cuentan con todos los votos positivos para formar parte de esta idea.
La primera es que el ancho no es suficiente como para regalar dos carriles a los colectivos, ya que el tránsito de particulares y taxis se transformaría en algo todavía más caótico de lo que es hoy. Además, Pueyrredón ya cuenta con la Línea H de subte, que además se extiende.
Entonces, de las avenidas más reconocidas y las más transitadas, aquellas donde más quiere trabajar el gobierno para mejorar el tránsito la única en condiciones de albergar un nuevo Metrobus es Libertador.
La inversión que demandó la obra de Juan B. Justo fue de u$s 18 millones para levantar 21 estaciones a lo largo de 12,5 kilómetros. En el caso de Libertador podría ser algo inferior, ya que el recorrido sería de 9 kilómetros, por lo que se precisarían menos estaciones.
En el Metrobus actual (operado básicamente por las líneas 34 y 166) todavía restan cumplir algunas promesas, como el cumplimiento de un cronograma de horarios, para lo que se estima se sumarían nuevas unidades antes de fin de año.