El Gobierno se resiste a declarar la Emergencia y apunta al Congreso

La Casa Rosada patea la discusión al Congreso. La ministra Stanley y Sica hicieron propuestas paliativas ante la CGT, pero no hubo acuerdo.

El Gobierno empieza a abrir el paraguas ante el reclamo por la Emergencia Alimentaria, que plantean desde la CGT y el peronismo hasta la izquierda. La Casa Rosada se niega a declarar la emergencia y relega ese debate al Congreso.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, esbozaron algunas iniciativas paliativas en su reunión con la CGT. Por caso, el Gobierno puso sobre la mesa la "tarjeta alimentaria" que distribuyen los municipios. "Los gremios van a usarla para aquellas personas que pierden su trabajo y necesitan acompañar ese proceso hasta que consiguen nuevo empleo junto con el seguro de desempleo", afirmaron en el Gobierno. Pero no hubo ningún avance concreto.

El oficialismo planteó también que los comedores abran los fines de semana. Y hasta respondió que no faltarán alimentos, tras el reclamo de la CGT para que se garanticen las raciones de comida.

El Gobierno también tuvo que escuchar el reclamo de la CGT de un bono que alcance a los trabajadores, a los beneficiarios de AUH y a jubilados. No tendría eco en la Casa Rosada.

Tras reunirse con la central obrera, la Stanley pasó la pelota al Congreso. "En ese marco se va a tratar", manifestó la funcionaria en relación a la Emergencia Alimentaria, ante los medios, al retirarse del Ministerio.

Unas horas antes, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, fue el vocero tras la reunión de gabinete. El funcionario fue quien protagonizó la conferencia de prensa en Casa Rosada y advirtió que el Gobierno está "viendo cuánto de política tiene" el reclamo por la emergencia alimentaria.

Pero un punto central es que el Gobierno empieza a analizar cómo afrontar este reclamo, desde la cuestión fiscal. "Hay que explicar de dónde van a salir los recursos y para qué y cómo se van a gastar", anticipó Finocchiaro. Otro funcionario de la Casa Rosada apuntó en esa línea: "estamos dispuestos a abrir una negociación y si ayuda a descomprimir, se analizará". El presidente Mauricio Macri incluso insistió este lunes en que estas semanas está enfocado en el "alivio del bolsillo de las familias argentinas", en el Centro Cultural Kirchner, ante docentes.

Tags relacionados