El Gobierno presiona: quiere a Weinberg de Procuradora en febrero

El peronismo resiste la designación de Weinberg de Roca y su candidatura fue usada como prenda de negociación. Macri manda a Gonçalves Figueiredo al CNE

El Gobierno apura para que el Senado trate en febrero, durante sesiones extraordinarias, el pliego de Inés Weinberg de Roca para ocupar la Procuración General de la Nación. La jurídica elegida por el presidente Mauricio Macri a principios del año pasado fue resistida por la bancada peronista durante 2018, y todavía el oficialismo no contaría con los votos.

Desde Casa Rosada, el ministro de Justicia, Germán Garavano, trató de meter presión. Al hablar de las sesiones extraordinarias de febrero, dio por hecho que en la segunda quincena habrá acuerdo para aprobar 120 pliegos de jueces. "Esperemos que entre esos pliegos se incluya el de Weinberg, con quien hablé esta mañana casualmente", dijo el ministro en conferencia de prensa. Garavano buscó incluir a la procuradora elegida por Macri entre los pliegos que se votan en febrero, pero Weinberg siempre fue resistida por el peronismo. Durante 2018 fue una carta de negociación que usó la oposición para suavizar otros proyectos de ley como el Presupuesto.

Entonces, es esperable que el peronismo no avale sesionar el pliego de Weinberg en febrero. Tras lograr que se aparte Alejandra Gils Carbó del cargo, Macri quiere tener a la procuradora, a quien promovió en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, cuando fue jefe de Gobierno porteño.

La designación de Weinberg aceleraría la aplicación del decreto de Extinción de Dominio, ya que podría diseñar la procuración que llevará adelante esta norma. Ayer, Garavano comentó que el flamante proceso de Extinción de Dominio durará alrededor de un año cada proceso.

Allí también confirmó lo que la ex directora de la Inspección General de la Justicia, Silvina Martínez, publicó en los medios respecto a que la Extinción de Dominio no podría aplicarse a los bienes investigados de la ex pareja presidencial Kirchner. La abogada citó el articulo 5 del anexo del decreto 62/2019 que "establece que estarán sujetos aquellos bienes incorporados con posterioridad a la fecha de presunta comisión del delito investigado". En esa línea, Garavano mencionó que "hay una excepción prevista específicamente para las personas que ostentaban los bienes antes de lo que podría ser la comisión de los delitos y esto requiere de sentencia judicial firme". En el Gobierno confirmaron que quien adquirió los bienes antes de los delitos investigados no serán alcanzados por el DNU.

En relación al decreto, ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistió con que la iniciativa se discutirá en el Congreso. El Gobierno quiere incomodar a la oposición. "Es muy importante para la sociedad escuchar, ver las posiciones que tienen los distintos espacios políticos respecto a este tema tan importante", comunicó Frigerio.

A su vez, los otros temas que quiere meter el Gobierno en las sesiones extraordinarias es la ley de barrabravas que fue rechazada en diciembre. Pero también quieren aprobar una ley de Financiamiento Electoral que se extenderá sobre los recursos que reciben los partidos políticos para subsistir. Este es un proyecto que venía reclamando el senador Miguel Ángel Pichetto, a quien el Gobierno necesita para movilizar ciertas medidas. Por último, Garavano anunció que enviaba ayer la terna para la Cámara Nacional Electoral: Hernán Gonçalves Figueiredo, a la cabeza. De fondo, estaría el guiño del PJ. Dolor de cabeza para la UCR que apoya a Alejandra Lázzaro, quien había quedado en primer lugar en el concurso.

Tags relacionados