Licencian a estatales y piden a las empresas que habiliten el teletrabajo

Con 9 casos de contagios que se informaron el último lunes, el Gobierno anuncio una serie de licencias especiales. Este martes oficializan medidas para limitar el uso del transporte público.

Pasadas las 20, luego de extensas reuniones en la Casa Rosada, el streaming oficial insistía que se aguardaba una conferencia de prensa de los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Producción). El presidente Alberto Fernández había anticipado desde la Quinta de Olivos que ayer se revelaría un paquete de medidas económicas para afrontar la crisis del coronavirus.

Al final de una jornada de marchas y contramarchas, que incluyó un aclaración definitiva de las autoridades sanitarias de que fueron 9 los nuevos casos detectados (llevando el total nacional a 65), el anuncio quedó para hoy. Según fuentes oficiales, además del incremento adelantado por el Presidente de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otras ayudas sociales como un monto fijo único para trabajadores con salario mínimo, se incluirían herramientas oficiales para garantizar el abastecimiento de los insumos de salud.

También se oficializarían hoy las modificaciones que sufrirá el transporte, en especial el de mediana y larga distancia, pensando en el fin de semana largo que se viene, considerando que la sugerencia oficial es que la población se quede en sus casas. "No es la idea bajar servicios de momento", anticiparon desde el ministerio de Mario Meoni. Junto a los equipos de la Ciudad y de provincia de Buenos Aires, el funcionario estuvo ultimando las medidas para evitar los aglomeramientos en el transporte público.

Sin conferencia de Guzmán y Kulfas, fueron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, los que informaron una licencia especial para mayores de 60 años, embarazadas y personas afecciones de salud crónicas como las respiratorias, pulmonares y cardíacas. Será por 14 días. La única excepción será el caso de los trabajadores considerados "esenciales", como los vinculados al sector sanitario.

Por otro lado, en el tercer artículo de la Resolución que saldrá en el Boletín Oficial, se establece que mientras dure la suspensión de las clases, "se considerará justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulto responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente". Sólo uno por hogar.

Finalmente, la norma hace un llamado a un "home office" generalizado: se recomienda a empleadores "que dispongan las medidas necesarias para disminuir la presencia de trabajadores y trabajadores en el establecimiento", con "la modalidad de trabajo a distancia". En ese sentido, otra resolución, insta a informar a las ART el domicilio de sus trabajadores que pasarán a ser considerados ámbitos laborales.

Sin un brote exponencial aún, sumado al hecho que todos los diagnósticos nuevos volvieron a ser importados o de contacto estrecho, por lo que todavía no hay evidencia de que el virus no circule de forma autóctona, lograron atenuar un poco la preocupación en la Casa Rosada. Sumado el eventual golpe económico que representaría, el propio Alberto Fernández desestimaba ayer una "cuarentena general", al menos por ahora, como había deslizado en declaraciones radiales el domingo con su "paremos la Argentina por 10 días".

Pero, como insisten en el Gobierno, la evaluación de los pasos a seguir varían minuto a minuto, como la propia evolución de la pandemia.

Tanto a nivel regional como doméstico, Alberto Fernández hizo un llamado a la unidad a pesar de las divisiones políticas. Al mediodía, mantuvo una videoconferencia con sus pares latinoamericano, en la que esbozaron la idea compras generales para afrontar la crisis. Comenzó con un reproche presidencial por la falta de invitación al venezolano Nicolás Maduro. El resto, salvo el brasilero Jair Bolsonaro (que a su canciller Ernesto Araújo), estuvo online: Luis Alberto Lacalle Pou (Uruguay); Sebastián Piñera (Chile); Martín Vizcarra (Perú); Mario Abdo Benítez (Paraguay); Iván Duque (Colombia); Lenín Moreno (Ecuador) y hasta la boliviana Jeanine Áñez Chávez, con un Evo Morales refugiado en el país.

En paralelo, a nivel local, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, en medio de sus operativos para controlar el cumplimiento de las cuarentenas obligatorias, llamó al radical Mario Negri para invitarlo mañana, junto a otros líderes parlamentarios, a la Rosada.

Tags relacionados