INVESTIGA MANIOBRAS PARA INGRESAR BIENES POR DEBAJO DE SUS COSTOS REALES

El Gobierno objetó importaciones de China y Brasil en sectores sensibles

Fue a pedido de firmas textiles, de autopartes y electrodomésticos. Se dijeron damnificadas por presunto dumping. También hubo reparos a bienes traídos de India, Taiwán y la India

La política de "inserción inteligente al mundo" del macrismo no viene exenta de complicaciones en la administración de un área sensible y con tantas aristas como la administración del comercio exterior. Al tiempo que el mundo reconoce a la Argentina por levantar las barreras para la transacción de bienes y servicios, en lo que va del año, el Gobierno también ha debido imponer "medidas comerciales correctivas" para frenar la importación de productos sospechados de ingresar por debajo de sus costos reales, lo cual motivó la queja de cámaras y empresas que denunciaron eventuales daños provocados sobre su producción.

Según consta en el último reporte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las resoluciones de la Secretaría de Comercio, en el primer semestre se iniciaron investigaciones por dumping o se impusieron aranceles rectificadores sobre importaciones observadas en 17 casos, varios de ellos relacionados a industrias sensibles, como lo son el sector textil, el sector automotriz y el de electrodomésticos. En otros tres casos, ya avanzados, se impusieron correcciones con el cobro de alícuotas adicionales.

En febrero, la Comisión Nacional de Comercio Exterior inició, a pedido de la Cámara de Productores de Denim, Corderoy y afines, la empresa Alpargatas y Santana Textil Chaco una investigación por presunto dumping en importaciones de tela de jean provenientes de China, Brasil y Perú. El mismo mes, sin resultado satisfactorio, la misma entidad sugirió cerrar la investigación, sin imponer sanciones, a la importaciones de trajes desde China, que se había iniciado a pedido de la Cámara Industrial de la Indumentaria (CIAI).

Atendiendo las quejas del sector, el Gobierno también dispuso nuevos "valores criterio de carácter preventivo", que sirven para evitar subfacturaciones o evasiones impositivas, en varios productos de la cadena textil, como lo son hilados de polipropileno, telas tejidas y tejidos de hilados sintético.

Asimismo, la Secretaría de Comercio inició en abril consultas ante la sospecha sobre la importación de amortiguadores de motos desde China, a pedido de una fábrica de la ciudad de Rafaela, y más tarde en mayo definió aplicar aranceles para restringir la venida de tubos de acero con o sin costura de origen chino, a pedido de las firmas Siderca y Siat (propiedad del grupo Techint) y Tubhier.

En otro orden, el Gobierno también puso la lupa sobre tenazas, radiadores, rejillas, termos, lavavajillas, aspiradoras y hasta llantas para autos del gigante asiático, en expedientes promovidos por firmas como Peisa, Liliana o Lumilagro.

También entraron en revisión envíos de minerales, sueros, planchas de acrílico y herramientas de Brasil, el principal socio y con el que hay un alto déficit comercial. Detrás de los vecinos y de Beijing, hay objeciones contra bienes de India, Taiwán, Turquía, Perú, México, Camboya, Vietnam, Malasia, Italia o España.

Tags relacionados