El Gobierno niega que las FFAA sean usadas para seguridad interior

La publicación del decreto de reestructuración de las Fuerzas Armadas no hizo más que continuar la polémica desatada tras el anuncio presidencial por el futuro rol castrense: mientras la oposición y organismos de Derechos Humanos renovaron sus críticas, desde el Gobierno desestimaron que sean usadas como cuerpos policíacos.

Con la firma de Mauricio Macri, el texto introduce cambios en la resolución 727/06 que limitaba el uso de las fuerzas militares, derogó el decreto 1692 de Néstor Kirchner pero no modifica la ley 24.059 de Seguridad Interior. Un día antes, el propio mandatario había mencionado que la nueva doctrina de Defensa, cuerpos militares podrían actuar dentro de las fronteras "en la custodia y protección de los objetivos estratégicos".

"Es un disparate, cualquier hipótesis que se plantea con esa visión conspirativa paranoica de que se quieren usar las fuerzas armadas para tareas de represión social no tiene ningún fundamento", desestimó el Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, prometió que "no va a haber ningún militar en ninguna calle de ninguna ciudad del país". "Es hora de sacar a las Fuerzas Armadas del rincón. Tienen una culpabilidad eterna y se las ha estigmatizado", añadió.

"No está previsto que la presencia militar en las fronteras sustituya a la Gendarmería. Lo que está previsto en la frontera es evitar que grupos, fundamentalmente narcotráfico y terrorismo internacional, se asienten en territorio argentino", buscó aclarar, en tanto, el ministro de Defensa, Oscar Aguad. El radical, sin embargo, pidió que el Parlamento actualice la ley de Seguridad Interior y la de Defensa: "Frente a las modernas tecnologías que influyen en la defensa hay que discutir y obrar consenso en el Congreso para elaborar una nueva ley".

El ex ministro de Defensa kirchnerista, el diputado Agustín Rossi coincidió con el argumento oficialista de los alcances del decreto en materia de seguridad interior, sin embargo alertó que en otros países "las Fuerzas Armadas no han resuelto el problema del delito narco y han aumentado la violencia y la cantidad de víctimas inocentes".

"Este cambio que se pretende en el rol de las Fuerzas Armadas nos violenta y nos retrotrae a un pensamiento que estamos reparando en esta democracia", reprochó, por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Tags relacionados