El Gobierno dio de baja los contratos PPP de dos corredores viales

Lo anunció el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, tras un acuerdo con las empresas concesionarias vía (PPP) firmados por el macrismo. Mientras siguen negociando con las contratistas de los cuatro corredores restantes para extinguir también esos compromidos.

El Gobierno dejó sin efecto los contratos PPP de dos corredores viales, el E y el F, que incluyen tramos de la ruta nacional 9, tras haber alcanzado un acuerdo con las empresas contratistas, en un proceso que arrancó en mayo con intimaciones por irregularidades e incumplimientos detectados en seis corredores viales bajo ese sistema de concesión lanzado por el macrismo.

Así lo anunció el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, a traves de su cuenta de twitter y reforzó que "el esquema Público-Privado del macrismo fue un fracaso y era ruinoso para el Estado: beneficiaba al sector financiero y las obras prometidas no se hicieron".

"El costo de las obras iba a ser el triple del que correspondía. Estos contratos en dólares representaban un gigantesco negocio para unos pocos. Frente a estas irregularidades, en mayo iniciamos el proceso de extinción de los contratos PPP en los seis corredores viales", indicó Katopodis.

 

 

Rescindimos los contratos PPP de los Corredores Viales E y F, después de un acuerdo con las empresas concesionarias.

El esquema Público-Privado del macrismo fue un fracaso y era ruinoso para el Estado: beneficiaba al sector financiero y las obras prometidas no se hicieron. pic.twitter.com/k6SNPasFPE

— Gabriel Katopodis (@gkatopodis) September 24, 2020

 

 

Según indicaron a El Cronista desde esa cartera, la rescisión de los contratos de los corredores viales E y F se produjo luego de un acuerdo entre Vialidad Nacional con la contratista PPP conformada por Helport SA, Panedile SA, Eleprint SA, COPASA (España) para extinguir los compromisos.

El corredor E abarca las rutas 9 (Autopista Campana-Rosario) y la ruta 183, en Buenos Aires; la 11, la 34, la A-008 y la A-012 en Santa Fe; mientras el corredor F comprende la ruta 9 AU Rosario-Córdoba y la ruta 33.

El proceso se había iniciado el pasado 27 de mayo, cuando el Ministerio de Obras Públicas intimó a las empresas de los seis corredores viales a cumplir con el incremento de las garantías bajo apercibimiento de extinción de los contratos. Y el 31 de agosto se les otorgó la posibilidad de rescindir los contratos de común acuerdo hasta el 30 de noviembre.

Hasta esa fecha, se podrán dar de baja los contratos PPP de común acuerdo entre el Gobierno y los contratistas para los restantes cuatro corredores, resaltaron desde el Ministerio.

Desde Obras Públicas se reseñó en julio de 2018 se concesionarios seis corredores viales bajo la modalidad PPP, que implicaban financiamiento, realización de obras, la concesión del mantenimiento y la explotación comercial quedaba a cargo del sector privado.

 

Según constataron las autoridades, en estos dos años, las obras de fondo no avanzaron y las empresas consiguieron el financiamiento para construir las autopistas. "Luego de más de dos años, las inversiones mínimas y la ejecución física del Plan de Obras Principales llega en promedio solo al 2%", remarcaron.

Añadieron que esos contratos PPP debían impactar en el Programa Rutas Seguras que prometía la realización de 4000 kilómetros, "pero solo hicieron 6 kilómetros".

“Desde el Gobierno mantenemos la misma posición desde que asumimos: defender con todas las herramientas el patrimonio de los argentinos y argentinas. Por eso, Vialidad Nacional, como organismo rector en la planificación vial, va a realizar las obras que no se hicieron en estos dos años , señaló Katopodis.

Al momento de su lanzamiento, en conjunto, los seis proyectos PPP prometían una inversión de u$s 5400 millones en cinco años para la construcción de 3.400 kilómetros de autopistas y rutas. Sin embargo, el costo total era bastante más elevado, ya que incluía el costo del financiamiento a 10 años de plazo: entre u$s 10.000 y u$s 13.000 millones, según el nivel de riesgo-país.

"De esta manera, este mecanismo de contratación traía aparejado un costo adicional a la construcción de las rutas por el impacto del costo del financiamiento", señalaron desde Obras Públicas y objetaron también que los contratos se realizaron en dólares por lo que tanto para el costo de financiamiento como para la ejecución de las obras, el mecanismo "podría perjudicar la administración de las divisas de la Nación, debilitando las reservas del Banco Central".

Tras dar de baja los contratos para esos dos corredores viales, desde el Gobierno se avanzará en la licitación de 5 obras antes de fin de año.

Se trata de terceros carriles, ensanches, construcción de nuevos puentes y repavimentación de grandes tramos.

Son obras que estaban previstas pero incumplidas y serán ejecutadas desde Vialidad Nacional, lo que permitirá al Estado ahorrar $ 5000 millones en comparación con los presupuestos presentandos en el sistema PPP de ambos corredores, enfatizaron desde el Ministerio que comanda Katopodis.



 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios