El Gobierno dio a conocer los requisitos para veranear en la Costa y admitir turistas extranjeros

Funcionarios nacionales y bonaerenses convinieron en pedir información previa a la llegada a las localidades de recreación. Los argentinos o extranjeros residentes en países limítrofes tendrán que mostrar un test negativo de Covid-19 y un seguro médico especial.

El Gobierno avanzó al inicio de la semana en dos sentidos para establecer reglas claras para el desarrollo del turismo en la provincia de Buenos Aires, de cara a la temporada de verano en la Costa Atlántica, y la inminente llegada de turistas desde países limítrofes, tras definir que se les permitirá ingresar siempre que respeten los estrictos protocolos sanitarios fijados para evitar la propagación del coronavirus

Al caer la tarde, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros nacionales de Turismo y Salud, Matías Lammens y Ginés González García, discutieron en la Casa Rosada con los titulares de las carteras sanitaria y productiva de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán y Augusto Costa, respectivamente, los requisitos que regirán para los turistas que deseen desplazarse por la Costa Atlántica y otras localidades turísticas del vasto territorio bonaerense durante la temporada estival.

Los funcionarios nacionales y provinciales confirmaron así que desde el 1° de diciembre y hasta el 4 de abril, tiempo en el que regirá la temporada, exigirán a los veraneantes una suerte de declaración jurada anticipada en la que deberá consignarse la fecha de desplazamiento, la localidad de destino y la identidad de los integrantes del grupo familiar movilizados. Todo ello podrá completarse a través de una aplicación para celulares, todavía en fase de desarrollo, que será similar a la ya conocida CuidAR, aunque esta vez denominada "CuidAr Verano".

El ministro de Turismo, Matías Lammens, aseguró que el Gobierno "va a desarrollar la aplicación" y cada provincia definirá si será obligatorio su uso o no. En el caso bonaerense, la decisión es adoptarla como mandatoria.

A la salida de la reunión, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, confirmó a su vez que el Gobierno nacional y la administración encabezada por Axel Kicillof trabajan para "reforzar el sistema sanitario en las localidades turísticas", a través de acuerdos en negociación con las obras sociales, pero además con el despliegue del Plan DetectAr y hospitales modulares de campaña para identificar y aislar casos sospechosos y confirmados de Covid-19. De todos modos, Costa enfatizó que, ante un caso positivo, "la primera recomendación es que se regrese a los hogares".

Costa a su vez reconoció que se está negociando con los actores económicos del turismo, la cultura y el entretenimiento nuevos protocolos para habilitar actividades que, a priori, se consideraban riesgosas. El ministro reconoció que "los reclamos de los sectores son legítimos", y abrió la puerta para que reanuden sus actividades "casinos, boliches y teatros con aforo muy limitado y filtros para la ventilación". 

Ayer, en tanto, la Defensoría del Pueblo bonaerense emitió una declaración llamando la atención sobre "posibles estafas" a la hora de reservar hospedajes y sugiriendo "no anticiparse a la hora de elegir un destino".

 

Fronteras abiertas al turismo receptivo

En paralelo, en la Casa Rosada se sucedió otra reunión para definir los requisitos a exigir a los turistas extranjeros provenientes de países limítrofes (Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay).

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" De pedro, confirmó que los turistas que ingresen al territorio nacional deberán presentar al momento de hacer el trámite migratorio una declaración jurada electrónica 48 horas antes del embarque en avión o buque, un test PCR con resultado negativo y un seguro médico específico para el Covid. 

En tanto, la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que a partir de la medianoche del viernes se reabrirán las fronteras para argentinos y residentes en países limítrofes, "siempre ingresando por Ezeiza o Buquebús". Los nacionales, en caso de no querer o poder presentar el PCR, podrán optar por hacer 14 días de cuarentena en el domicilio que declaren.

El ministro Wado De Pedro recorrió Ezeiza antes de la reapertura de fronteras.

La reapertura de fronteras y el aumento del tráfico aéreo no llega en los mejores términos para el sector aerocomercial. Es que las aerolíneas denominadas low cost elevaron quejas por la decisión del Gobierno nacional de impedir la reanudación de su actividad desde el aeropuerto de El Palomar, aduciendo que la terminal no está en condiciones de asegurar las normas sanitarias. Una de las dos afectadas, Jet Smart, ya comunicó que operará sus vuelos desde y hacia Ezeiza.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios