El Gobierno desembolsa $ 1000 millones para asistir empresas de micros de larga distancia

Lo dispuso el Ministerio de Transporte en concepto de compensación tarifaria. Desde el sector explican que si bien la suma está dirigida al sostenimiento financiero de las empresas, una buena parte se orientará al pago de salarios.

El Gobierno asistirá con $ 1000 millones a las empresas de ómnibus de larga distancia, debido a la parálisis total del sector que lleva ya más de 130 días y que afecta a 16.000 trabajadores de más de 100 empresas.

La medida fue tomada por el Ministerio de Transporte, a través de la resolución 125/2020, que efectuará dos pagos mensuales de $ 500 millones a más de 100 empresas de todo el país en el marco del régimen de compensaciones tarifarias al transporte automotor de pasajeros de larga distancia.

Los valores a transferir a las empresas alcanzadas por la presente resolución se asignarán de acuerdo al índice de participación de cada empresa sobre el total de coches totales. Esta asistencia se suma a la de $ 500 millones que tuvo lugar a fines de mayo.

Fuentes del sector resaltaron que las empresas del rubro no cuentan con subsidios del Estado, a diferencia de los sistemas de transporte urbano, por lo que se trata una suma que busca ayudar el sostenimiento de las empresas. No obstante, los problemas para el pago de salarios obligan a las firmas a destinar una buena parte para estos fines.

Si bien los trabajadores de estas compañías reciben las asignaciones del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), la cobertura no alcanza la suma del salario acordado con los gremios, por demoras del esquema y montos más bajos que los esperados, y redunda en un esfuerzo adicional de las empresas.

No obstante, desde una de las cámaras del sector aclararon que no se trata de un subsidio tradicional, dado que la norma permite que el Estado utilice los desembolsos como "pagos a cuenta" para futuros servicios que necesite por parte de las empresas, como puede ser el soporte del servicio de trenes del conurbano bonaerense o la repatriación de argentinos en el exterior, entre otros.

La estimaciones apuntan que cada día que el sector no funciona representa un déficit operativo de $ 100 millones, por lo que mensualmente significa aproximadamente un costo de $ 3000 millones.

Además de la incertidumbre en torno a cuándo se normalizará la actividad, varias empresas no saben si podrán retomar sus operaciones y en qué medida, por lo que desde el sector no se descarta que se soliciten más desembolsos en el futuro.

 

Tags relacionados

Noticias del día