EXPECTATIVA POR LAS ELECCIONES DEL DOMINGO EN BRASIL

El Gobierno desconfía de Bolsonaro y lo ve como más previsible a Haddad

Macri no se pronuncia, pero en Casa Rosada creen que el candidato de derecha podría ser proteccionista y apostar al desarrollo nuclear. Prefieren que gane el candidato del PT

El presidente Mauricio Macri nunca lo dirá en voz alta, pero en el oficialismo consideran que lo mejor para la gestión de Cambiemos sería que este domingo Fernando Haddad (Partido de los Trabajadores) gane las elecciones de Brasil. En la Casa Rosada preocupa la incertidumbre que puede generar en la región el candidato Jair Bolsonaro (Partido Social Liberal), además de que prevén una posición más proteccionista del candidato de derecha que podría afectar la economía argentina.

Más allá de estas perspectivas, en Balcarce 50 manejan la información de que Bolsonaro sería quien gane los comicios en la segunda vuelta. El temor es que el ex militar aplicaría una política proteccionista que perjudicaría aún más la balanza comercial con Argentina, afectando las cadenas de valor de los productos nacionales. A su vez, temen que con ese enfoque Bolsonaro podría sepultar la posibilidad de un acuerdo con la Unión Europea, que la gestión de Macri viene empujando desde que llegó al Gobierno en 2015.

El otro punto que preocupa es que Bolsonaro tenga intenciones de avanzar con el desarrollo nuclear de Brasil. No hay dudas que el país vecino es el líder regional y que el desbalance con Argentina creció sideralmente en los últimos 70 años. Si Bolsonaro busca mejorar el desarrollo nuclear, pondrá en aprietos esa relación ya que ambos países establecieron un sistema de salvaguardias recíproco conformado por el Sistema Común de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares.

En el oficialismo asienten que necesitan alguien que traiga "certidumbre" a Brasil, a fin de que contagie económicamente al Gobierno. Así lo evalúa la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Cornelia Schmidt-Liermann, quien no se pronuncia por ninguno de los dos candidatos. Pero su percepción de certidumbre también la resaltan en Casa Rosada. Allí advierten que este año el país vecino prevé crecimiento económico de alrededor de 2 puntos y todavía recibió más de u$s 60.000 millones en Inversión Extranjera Directa. En el Gobierno ven que a pesar de los problemas políticos internos que atravesó Brasil, desde la llegada de Michel Temer al poder, el país vecino está creciendo económicamente con estabilidad.

Otro punto central es que el PRO tiene un vínculo histórico con el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Fernando Henrique Cardoso. El ex presidente de Brasil no apoya a Lula Da Silva, pero podría hacer un guiño a favor de Haddad, ante el temor del triunfo de un líder como Bolsonaro. En ese caso que PSDB apoye al candidato del PT puede ser una puerta de entrada para que Cambiemos aceite la relación con un presidente del partido trabajador.

Macri no va a develar a quién prefiere en el poder. El Gobierno ya erró cuando apoyó a Hillary Clinton y triunfó Donald Trump en los Estados Unidos.

Tags relacionados
Noticias del día