El Gobierno acusa a Stiuso de contrabandear 94 toneladas de "material secreto desde la ex SIDE

Es mercadería que entró en 2013 y 2014 sin pagar impuestos y sin pasar ningún tipo de control aduanero. El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, anunció que ya fue hecha una denuncia penal por contrabando y evasión. Ese material “no está en la Secretaría, no sabemos qué mercadería es ni sabemos adonde fue”, reconoció el funcionario.

A través de una maniobra por la que el Gobierno responsabiliza al ex espía Antonio “Jaime” Stiuso, y a los agentes Alejandro Patricio y Gastón Nicolás Mercado, la ex SIDE importó durante 2013 y 2014 94 toneladas de material secreto que no pasó por ningún control de Aduana ni pagó ningún tributo, según reveló hoy el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, que anunció que ya se hizo una denuncia penal por contrabando y evasión y que reconoció que no se sabe dónde están esos casi 100.000 kilos de mercaderías.

En los últimos dos años “hay 67 operaciones por 94.000 kilos de mercadería importada por la que no se pagaron aranceles ni derechos de importación, que no está en la Secretaría de Inteligencia, que no sabemos qué mercadería es, aunque presuponemos algo, ni sabemos a dónde fue”, especificó Parrilli este mediodía en una conferencia de prensa que dio en la Casa Rosada.

El jefe de la ex SIDE especificó que identifican “claramente” esas importaciones sin controles ni impuestos “como un contrabando, porque no estuvo destinado a la Secretaría de Inteligencia ni a ninguna función de la Secretaría”, e informó: “Ya hemos realizado la denuncia penal por contrabando y evasión tributaria”.

La mercadería, en principio, habría sido introducida en el circuito comercial y vendida en el país, aunque Parrilli dejó en claro que, aunque lo suponen, no tienen la certeza de que haya sido así ni de qué mercadería fue la que se contrabandeó.

Además de Stiuso, en la causa que recayó en el Juzgado Penal 3 a cargo del magistrado Rafael Caputo, dijo, fueron denunciados otros dos funcionarios. Pero, además, el secretario de Inteligencia habló de la participación de personal de Aduana y su vice, Juan Carlos Menna, apuntó también a “particulares y empresas que se beneficiaban del ingreso de esa mercadería”.

Según explicó Parrilli, la mercadería con la que se llevó a cabo ese “cuantioso contrabando” llegaba “al aeropuerto de Ezeiza” o a otra Aduana, “se enviaba una nota por parte de la Secretaría de Inteligencia, se le solicita al jefe de la Aduana de esa dependencia que disponga el ingreso de los elementos de carácter técnico secreto y el funcionario hacía una Declaración Jurada” por ese ingreso que “muchas veces venía a nombre de Antonio Stiuso”, a veces como funcionario de Presidencia y otras como miembro de la SI.

El funcionario mencionó que fueron identificadas una 20 firmas importadoras y que la mercadería precedía mayormente de Estados Unidos (84% en 2014) pero también de Japón, China, Corea del Sur, Holanda, el Reino Unido y Brasil.

Al juez Caputo, la SI le solicitó “una serie de medidas tenientes a llevar adelante lo más rápidamente posible la investigación”.

“No es solamente un simple contrabando sino que se han usado prerrogativas que la ley les da a (ciertos) funcionarios públicos”, apuntó Parrilli, que aseguró que “esto no ocurre más, se ha cortado” y que informó además que se iniciaron en la Secretaría “sumarios”, se suspendió a personal y se tomaron “recaudos sobre el control de toda la mercadería que ingresa al país por las importaciones que realiza” esa oficina.

Tags relacionados