El FMI dejó la Argentina y Chodos va a Washington para apurar las negociaciones

Se intensificarán contactos para la revisión del Artículo IV, que será en paralelo a la negociación

Los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se fueron este domingo de la Argentina con rumbo a Washington, Estados Unidos, acompañados por el director por el Cono Sur ante ese organismo, Sergio Chodos.

Aunque volverán en noviembre a Buenos Aires, una vez que el país norteamericano ya haya decidido si Donald Trump es reelecto o Joe Biden lo reemplaza en enero de 2021, las conversaciones se intensificarán de cara a la revisión del Artículo IV del Convenio Constitutivo, que supervisará las cuentas y políticas fiscales y monetarias.

En paralelo, el Gobierno quiere avanzar con las negociaciones formales del nuevo programa, que sustituirá al Stand By Agreement (SBA) cancelado el año pasado.

La última revisión del Articulo IV en Argentina ocurrió a fines de 2017, cuando todavía el país no había pedido casi u$s 57.000 millones.

No obstante, desde entonces, la economía estuvo sujeta a revisiones trimestrales, 

Pese a que marzo o abril del año que viene funcionen como límites operativos para concluir el acuerdo, el Gobierno sabe que si logra cerrarlo con mayor celeridad, el nuevo programa con el FMI -posiblemente uno de Facilidades Extendidas (EFF)- podría ayudar a contener la crisis cambiaria y las expectativas de devaluación.

En los próximos 30 días, la estadounidense Julie Kozack, subdirectora del Departamento para el Hemisferio Occidental de la institución, y el venezolano Luis Cubeddu, jefe de la misión para Argentina, le exhibirán al mexicano Alejandro Werner, jefe directo de Kozack, la temperatura que marcó el termómetro del Fondo en Buenos Aires, después de reunirse con funcionarios del Ministerio de Economía, el Banco Central (BCRA), la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación General del Trabajo (CGT), los dirigentes de las cerealeras, algunos miembros de la oposición y economistas.

Mientras tanto, decantará la situación electoral en Estados Unidos, que es clave por su poder de veto en el Directorio del organismo.

l próximo secretario del Tesoro tendrá la última palabra para avalar un acuerdo sin condicionalidades fuertes o será el que pida mayor ajuste fiscal para convencerse de que Argentina podrá pagar dentro de unos años los 31.913,70 Derechos Especiales de Giro (DEG) que adeuda en concepto de capital, y que equivalen hoy a poco más de u$s 45.000 millones.

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios