El Congreso avanza contra la Procuradora

Aún sin fecha para la postergada presentación de Alejandra Gils Carbó, la comisión bicameral que controla al Ministerio Público recibió ayer a un conjunto de fiscales, convocados a exponer sobre el desempeño de la procuradora.

El primero en exponer fue José María Campagnoli, suspendido en su cargo en 2013 cuando se encontraba investigando al empresario santacruceño Lázaro Báez, y posteriormente sometido a juicio político. El fiscal aseguró que su apartamiento se trató de una "persecución política" y dijo no tener dudas de la responsabilidad de Gils Carbó en el hecho.

"Creo que fueron totalmente violadas las garantías del debido proceso y se produjo como si fuera un pelotón de fusilamiento", denunció y agregó: "No fui escuchado, fui suspendido sin ser oído y todas mis garantías fueron vulneradas".

Por su parte, Juan Pedro Zoni, de la agrupación Justicia Legítima -agrupación referenciada en el kirchnerismo-defendió su designación como fiscal ante un juzgado federal de Santiago del Estero, que todavía no estaba habilitado. "Es una práctica habitual, que fiscal que está en condiciones de jurar, jura y lo mandan a subrogar a la fiscalía que sea necesario. Me preparé 20 años para ser fiscal y toda mi carrera ha sido como fiscal", subrayó.

Carlos Donoso Castex, ex presidente de la Asociación de Fiscales, señaló: "Cuestionamos la enorme cantidad de nombramientos y designaciones de fiscales. Es muy peligroso el movimiento de fiscales de un lugar a otro. Es imperioso que se ponga un límite".

La fiscal Irma García Netto aprovechó para remarcar el "grave problema con la cobertura de las vacantes en el sistema judicial, porque hoy los concursos están frenados".

Tags relacionados