EL ECONOMISTA JEFE PARA LA REGIÓN, CARLOS VÉGH, PREVÉ SUBA DE PBI DE 2,7%

El Banco Mundial suma pesimismo sobre inflación: "No se cumplirá la meta"

Desde el organismo internacional estiman que el Gobierno debería revisar la meta oficial de inflación de este año. No obstante, son más optimistas sobre la evolución del PBI

"No creo que se cumpla la meta de inflación del 15%; el Gobierno va a tener que revisar ese objetivo". Así lo sostuvo el economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Végh, con respecto a la evolución de los precios de los primeros meses de 2018, que acumulan un 6,7% de acuerdo al IPC del Indec. A su vez, se mostró optimista respecto al crecimiento para este año para la Argentina: esperan 2,7% desde este organismo, por arriba de la previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recortó a 2% (desde el 2,5% que estimaban en enero. ver pag 2).

En diálogo con El Cronista desde Washington, con motivo de presentar a los medios el informe "Ajuste fiscal en América latina y el Caribe: ¿Costos en el corto plazo, beneficios en el largo?", Végh describió que es difícil romper con las expectativas inflacionarias en la Argentina. "El Gobierno se encuentra en una situación difícil porque cuando negocia los salarios, los sindicatos tienen la cifra de 20% en la cabeza. Hay un acuerdo bastante generalizado de que no se va a poder cumplir la meta del 15% de inflación. En ese sentido, es inevitable que los salarios se terminen fijando más cerca del 20% que del 15%", advirtió.

La razón detrás de la dificultad de reducir la inflación la ubicó en el problema fiscal. "El Banco Central tiene que financiar al Tesoro; no se le puede pedir milagros si lo tiene que hacer", reconoció. En ese sentido, avanzó con el razonamiento cuando dijo que "quizá una solución sea acelerar un poco el ajuste fiscal; aunque no digo pasar a uno de shock".

Justo en el mismo día que el FMI informó que recortó su estimación de crecimiento para la Argentina a un 2% (ver nota aparte), desde el Banco Mundial mantienen su previsión en 2,7%. Frente a la pregunta de este diario, Végh sostuvo que "la Argentina en los últimos años hizo importantes reformas". Si bien reconoció que la sequía va a implicar que el PBI crezca menos, aún falta cuantificar cuál será el efecto. "Nos sentimos cómodos con el 2,7%. Si bien la inflación todavía es alta, la reforma fiscal fue importante; la previsional, aunque hace falta profundizar, es un buen comienzo", describió.

Sobre la necesidad de avanzar con el ajuste desde el plano fiscal, el economista del BM describió que en la región hay "mucho gasto de consumo público ineficiente". En ese sentido, ejemplificó: "lo que está haciendo Mauricio Macri es reducir el tamaño del Estado, no echando a empleados públicos pero lo que hace es no renovar plazas que quedan vacantes".

Acerca de la región, el Banco Mundial espera que crezca un 1,8% en 2018 (tras el 1,1% en 2017) y 2,3% en 2019, de acuerdo con el informe. "El regreso a la senda del crecimiento está siendo liderada por las principales economías de Sudamérica: Brasil y Argentina. El pronóstico para Brasil es 2,4% en 2018 y 2,5% en 2019. Se espera que Argentina se expanda 2,7% en 2018 y 2,8% en 2019", detalla el documento.

Entre las razones que identificó Végh que son las que explican el mayor aumento del PBI en la región están el fuerte ingreso de capitales a la región, con el "apetito de los inversores internacionales por los bonos soberanos", y que Estados Unidos y China continúan creciendo a "tasas robustas".

No obstante, dentro de los obstáculos que identifican desde el BM para la región advierten que "los persistentes déficits y altos niveles de endeudamiento pueden poner en riesgo los logros alcanzados en las últimas décadas, como la baja inflación, la reducción de la pobreza y la desigualdad y la generación de crecimiento inclusivo", describió Végh. "A largo plazo, menores déficits fiscales y menores cargas de deuda ayudarían a consolidar estos logros y a impulsar el crecimiento", agregó.

Tags relacionados