El Banco Mundial prevé baja de 7,3% para Argentina y la recuperación más acotada de la región

Si bien la caída proyectada por el ente multilateral para este año estará en línea con los demás países de la región, el eventual rebote de 2,1% será el más bajo de Sudamérica y además está sujeto a que el Gobierno llegue a un acuerdo con los bonistas y evite el default. 

En medio de una recesión agravada por la pandemia del coronavirus, el PBI de la Argentina caerá un 7,3% en 2020, estimó el Banco Mundial (BM), a la vez que destacó que en 2021 podría recuperarse un 2,1% en caso de que se recomponga la demanda tras el eventual arribo a un acuerdo con los bonistas por la renegociación de la deuda.

La estimación para este año está en línea con el promedio de América latina y el Caribe, para la cual la entidad multilateral pronostica un derrumbe de 7,2%.

"En Argentina, las estrictas medidas de mitigación para el coronavirus, junto con una menor demanda de exportación y el impacto de la incertidumbre relacionados con las negociaciones en curso de la deuda, contribuirán a que la contracción del PBI alcance el 7,3% en 2020", indicó el informe del BM.

Y agregó: "Una recuperación del crecimiento del 2,1% en 2021 depende de un repunte de la demanda interna (consumo y inversión), que resultaría de la restauración de la confianza tras el éxito finalización de las negociaciones de deuda."

En ese sentido, el BM señaló que la economía mundial sufrirá graves deterioros en sus saldos fiscales  y resaltó los casos de Argentina, que atraviesa la renegociación de su deuda, y de Ecuador, que bajará 7,4%.

 
 

El resto de los países de la región en su mayoría también cerrará en rojo. Brasil, el principal socio comercial de la Argentina, se contraerá un 8%, mientras que Uruguay tendrá una caída más acotada de 3,7%. Chile, en tanto, retrocederá 4,3% y Paraguay, un 2,8%.

Colombia sufrirá una recesión de 4,9%; Bolivia, una de 5,9%, y Perú, una de 12%. La única economía que tendrá un guarismo positivo será Guyana, que por el boom de inversiones tras el hallazgo de pozos petroleros se espera que se dispare un 51,1%.

No obstante, para el año que viene, Argentina es la economía sudamericana a la que el BM le proyecta el crecimiento más modesto, de 2,1%, que además está sujeto a la premisa de que las negociaciones por la deuda externa lleguen a buen puerto.

Aunque para Brasil y Bolivia las previsiones son de 2,2%, el BM estima que Chile crecerá 3,1%, Perú un 7%, Paraguay un 4,2%, Colombia un 3,6% y Uruguay un 4,6%. Incluso Ecuador, otra de las economías severamente lastimadas, rebotará un 4,1%. 

Tags relacionados