Efecto coronavirus: advierten que podría faltar pescado en Semana Santa

Es porque desde hace ocho días los barcos fresqueros no salen a pescar por la negativa de diversos sindicatos, que no acordaron un protocolo con los armadores. Intensas gestiones para destrabar el conflicto

La pandemia de coronavirus y la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno ya trastocaron en gran medida la conmemoración de las Pascuas este año. Si se extiende la duración de la cuarentena, como todo hace suponer por estas horas, no habrá oficios religiosos ni reuniones familiares. 

Y ahora crece también el temor a que pueda faltar pescado, un clásico de Semana Santa, y sin dudas, la fecha de mayor venta de productos de mar en todo el año.

Así lo afirman referentes empresariales del sector, que en los últimos días vieron atenazada su actividad por partida doble, pese a que esta industria captura, procesa y comercializa productos alimenticios, un sector expresamente excluido de las restricciones de producción y circulación.

Por un lado, surgió un conflicto con los gremios, por lo que desde el lunes 16 no están saliendo los buques a pescar.

Por el otro, la Instrucción General IG-2020-1-E-Afip- de la Subdirección General de Técnico Legal Aduanero de la AFIP, dictada el pasado viernes, impedía exportar productos congelados, el core del negocio pesquero, bajo la premisa de que éstos "no son productos perecederos".

Luego de varios días sin operaciones y tras intensas gestiones del agrupomiento intercámaras del sector, la citada subdirección de la AFIP emitió la Instrucción General IG-2020-2-E-Afip- derogando la anterior, medida que entrará en vigencia mañana.

En cuanto a la medida de fuerza gremial, incluso días antes de declararse la cuarentena total, varios gremios de esta industria (capitanes, maquinistas, marineros, etc) decidieron paralizar la actividad, al no ponerse de acuerdo en un protocolo de seguridad con los armadores, frente a la epidemia. Esto hoy afecta a todos los puertos del país.

"Desde el lunes 16 los buques no están saliendo, a medida que entraban, quedaban en el muelle", aseguró Fernando Mellino, titular de la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (Cafrexport), lo que virtualmente "paralizó la actividad en las plantas procesadoras".

El empresario explicó que todos los días compra pescado fresco a 30 o 40 barcos de Mar del Plata, para elaborarlo al día siguiente, dado que "se compra la capacidad que uno puede elaborar en un día o a lo sumo en dos días".

Consultado sobre falta de materia prima para las plantas de procesamiento, Mellino señaló que si bien hace una semana que los barcos ya no salen, había barcos fresqueros pescando en alta mar, que fueron entrando a puerto en los últimos días.

Pero dejó una incógnita sobre el futuro cercano. "Calculo que entre hoy y mañana ya no va a haber más barcos pescando", lo que "va a generar desabastecimiento de productos frescos (merluza, calamar, abadejo), aunque seguirá habiendo pescado congelado".

El tema es que la mayor parte del mercado inteno se abastece  con producto fresco, en una relación que referentes del sector estiman entre 8 o 10 a 1.

"Si esto no se soluciona casi no habrá producto fresco para Semana Santa, sólo se podrá comprar producto congelado", indicó Mellino. Y siguiendo la vieja ley de oferta y demanda, la menor oferta de pescado movería los precios hacia arriba.    

Por estas horas hay intensas gestiones de los armadores ante la Subsecretaría de Pesca y el Ministerio de Trabajo para tratar de arribar a un protocolo de seguridad consensuado con los gremios.

El protocolo deberá contemplar tomar la temperatura del personal antes de embarcar, el tratamiento para aislar a lsos trabajadores que puedan enfermarse a bordo y otras medidas de seguridad pedidas por los gremios. Ya hubo dos proyectos de protocolo pero hasta el momento, sin resultados.

    

Tags relacionados