Efecto K: apuran postulación de Insaurralde

Como en cada elección ejecutiva desde los 90', los alcaldes del PJ quieren imponer un gobernador. Hasta ahora no pudieron. Al ex ministro de Economía K lo confrontan con el lomenses, el tándem Magario-Espinoza y Durañona del interior. 

El último intendente del Conurbano que accedió a la gobernación bonaerense en las urnas fue Eduardo Duhalde (1991-1999). Con trampa: venía de ser vicepresidente de Carlos Menem. Después llegaría el breve paso de Carlos Ruckauf (1999-2002) por el sillón de Dardo Rocha, su obligado sucesor Felipe Solá (2002-2007) y más tarde, Daniel Scioli (2007-2015), cuando Néstor Kirchner se enteró que no había nacido en el Abasto.; y por último, la ex vicejefa porteña María Eugenia Vidal (2015-actualidad).

En la previa de cada unas de esas elecciones ejecutivas, los alcaldes peronistas impulsan el mismo deseo: que uno de ellos comande el principal distrito del país. En 2015 no pudo ser por partida doble: primero ya que Julián Domínguez (fue intendente de Chacabuco 1995-1999) perdió la interna con Aníbal Fernández y el ex jefe comunal de Quilmes (1991-1995) fue derrotado por Vidal.

Este 2019 no será la excepción: frente al impulso de los últimos tiempos de la eventual candidatura provincial de Axel Kicillof, que aún vive en Capital, algunos intendentes iniciaron un Operativo Clamor por el lomense Martín Insaurralde. El último en sumar su voz al coro, cuyos versos que ya habían entonado Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Zabaleta (Hurlingham), fue Mariano Cascallares (Almirante Brown).

"Creemos que por su trayectoria, por su juventud, por sus ganas de seguir construyendo y por todo lo que ha hecho en Lomas de Zamora, Martín Insaurralde es el dirigente que mejor puede representarnos a los intendentes en la próxima elección bonaerense", le dedicó su colega en el portal Infocielo.

Otro de los integrantes de este grupo, el flamante titular del PJ bonaerense, Fernando Gray (Esteban Echeverría), prefirió una postura salomónica ("Como presidente del partido no puedo inclinarme por ningún candidato en particular"), antes de dedicarle elogios tanto al ex ministro de Economía K como a su par de Lomas.

Con @FerRaverta y @fernandogray cenando en #MarDelPlata pic.twitter.com/TGSwNGmoIf

— Axel Kicillof (@Kicillofok) January 19, 2019

Ante la agencia NA, Gray apuntó: "Me gustaría que Máximo Kirchner encabece la lista de diputados en la provincia". La expresión de deseo no es al azar: hay un preacuerdo entre los intendentes para que el hijo de la ex Presidenta, con quien suelen compartir asados, esté en la boleta. A cambio, para que no sea una papeleta 100% K, pretenden el espacio para gobernador. "Si queremos llamar a la unidad, no podemos ir con Axel y Máximo".

Desde La Matanza, con su tándem Verónica Magario-Fernando Espinoza, promueven su propio Operativo Clamor, aggionarndo el "pingüino o pingüna" de Kirchner por "matancero o matancera". Desde el interior, en San Antonio de Areco, Francisco "Paco" Durañona se autoproclama precandidato. Con el negro antecedente de 2015, todos los sectores esperan evitar una interna. Salvo que logren seducir al massismo para unas PASO.

Me reuní con la Dirección Nacional del Agua del Gobierno de España para comenzar a trabajar en el armado del Plan Estratégico Hidráulico de la Provincia de Buenos Aires. Vamos a crear un Ministerio del Agua con metas claras para mitigar inundaciones y aprovechar el recurso. pic.twitter.com/zrnApvR0cm

— Paco Durañona #Areco (@pacoduranona) January 22, 2019

Este será uno de los temas a debatir en Santa Teresita este sábado, en el habitual cónclave anual del PJ bonaerense en la Costa. Será la antesala del Congreso del 21 de febrero en que se delineará la estrategia electoral 2019. Todo podría cambiar si Vidal avanza con el adelantamiento.

Tags relacionados