COSTA AFIRMÓ QUE NO HABR EFECTOS INMEDIATOS

Economía quiere negociar para cumplir el fallo sin dar de baja el sistema de DJAI

El Ejecutivo espera entablar tratativas con los países ganadores para modificar la herramienta, pero no la dará de baja. Esperan que las gestiones duren hasta junio, al menos

El Gobierno quiere negociar con Estados Unidos, Europa y Japón los alcances del fallo que difundió ayer la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra el país por considerar que utiliza barreras a las importaciones no permitidas. Pero ratificó la continuidad de la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) como principal herramienta de su sistema de administración de comercio exterior. Y afirmó que la resolución del organismo internacional no tendrá efectos inmediatos ni provocará sanciones contra Argentina.
Así lo indicaron a El Cronista fuentes del Ministerio de Economía que siguieron el caso, en el que un tribunal de apelaciones de la OMC ratificó que el país incumplió el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, sus siglas en inglés) de 1994 con distintas políticas que restringieron el ingreso de importaciones durante los últimos años (ver aparte).
Los procesos contra el país que iniciaron Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, a los que se sumaron otros países en calidad de adherentes, datan de 2012. La OMC encontró que distintas políticas violaban ese tratado de libre comercio: la obligación de exportar un dólar por cada dólar importado, el requisito de realizar inversiones para importar y el uso de Licencias No Automáticas, entre otras. Se trata, en su mayoría, de mecanismos informales que usaba el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.
Por eso, Economía afirmó que la única política vigente cuestionada por la OMC es la DJAI. El organismo consideró que Argentina viola el artículo 11 del GATT al obligar a las empresas a presentar las DJAI como requisito para importar.
El equipo de Kicillof intentó minimizar sus efectos del dictamen. "Recibimos el fallo. El Gobierno está analizándolo y evaluando los alcances y, en lo inmediato, no tiene ningún efecto práctico sobre el sistema de administración de comercio ni sobre la dinámica del comercio exterior", afirmó el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa. Intentó desterrar peligros de una inminente represalia por parte de países que ganaron la contienda que afecte las exportaciones hacia esos destinos, con un perjuicio potencial de entre u$s 3.000 millones y u$s 5.000 millones, según cálculos privados.
El secretario de Comercio mantuvo reuniones con los principales importadores en los últimos días, en las que se pidió los planes de inversiones y estimaciones de importación para 2015. Los funcionarios notaron que la contienda ante la OMC tenía inquietos a los hombres de negocios e intentaron tranquilizarlos. El sistema de DJAI continuará y Argentina negociará para evitar sanciones, les transmitieron. Costa pidió a las compañías sus planes de inversión y pauta de importaciones para 2015. Según el funcionario, las DJAI tienen un plazo de aprobación de 48 horas y son herramientas para dar previsibilidad a la administración de divisas y no para restringir el ingreso de mercancías.
Ahora se abre una instancia de negociación con los responsables de Comercio de Estados Unidos, Japón y Europa que demorará los alcances del fallo, al menos, hasta junio, indicaron en Economía. En el Gobierno afirmaron que van a cumplir el fallo, pero que hacerlo no significa dar de baja el sistema de DJAI, que, consideran en el equipo de Kicillof, tiene por objeto dar previsibilidad y no restringir el ingreso de mercaderías. Ninguno de los más de 500 procedimientos de la OMC implicó sanciones para los países perdedores y éste no será el primer caso, prometieron en el Ejecutivo.
Para cumplir el fallo, indicó la fuente, se abren tres instancias. Argentina podría proponer ante la OMC un plan de adecuación, con determinados plazos. La segunda opción (que es la más factible) es que los responsables de Comercio de los litigantes se comuniquen con el secretario Costa para iniciar negociaciones, que durarían entre 45 y 60 días. En este caso, deberían plantear qué aspectos de las DJAI obstaculizan, para ellos, el ingreso de sus mercancías al país. Si pasado ese plazo las partes no llegan a un acuerdo, un tribunal de la OMC intervendrá para mediar en la contienda.
En uno y otro caso, afirmaron en Economía, se fija un tiempo prudencial para realizar las modificaciones y dar cumplimiento al fallo. Eso estiraría el efectivo cambio de políticas hasta más allá de junio. En una contienda entre China y Estados Unidos, el país asiático consiguió nueve meses de gracia para realizar los cambios que se le exigían para adecuarse a la normativa de la OMC.

Tags relacionados
Noticias del día