Diez medidas urgentes de alto costo, pero imprescindibles para cuidar al contribuyente

El sector privado que sostiene el enorme gasto público, ahora necesita el apoyo del Estado para poder sobrevivir en esta coyuntura imprevista, inimaginable y con consecuencias impredecibles hasta la fecha por el coronavirus.

Para esta coyuntura, las medidas que se proponen pueden sintetizarse en los siguientes puntos:

1 - La postergación de todos los vencimientos impositivos y previsionales de la Nación, Provincias y Municipios hasta el 31 de julio de este año, con condonación de intereses y sanciones.

2 - Ampliación del alcance de la actual moratoria a todos los contribuyentes (no solo para las pymes), extendiendo el plazo a las deudas vencidas al 31 de marzo próximo.

3 - Suspensión de las fiscalizaciones presenciales hasta el 30 de septiembre de 2020, solamente podrán ser efectuadas de manera remota.

4 - Ampliar el alcance de la repatriación de activos en el exterior a los efectos del impuesto sobre los Bienes Personales para ser destinados a la adquisición de inmuebles, de bienes de uso o donaciones a la Cruz Roja destinadas a equipamiento sanitario (respiradores , medicamentos, tecnología).

5 - Deducción especial en el Impuesto a las Ganancias de los sueldos totales abonados, equivalentes a:

a) 300% para empresas que mantienen la nómina salarial

b) 200% para empresas que reducen solo el 10% de la nómina

c) 100% para empresas que reducen solo el 20% de la nómina

6 - Permitir la deducción de las donaciones sin tope destinadas a fines sanitarios, hospitalarios, comedores y victimas del coronavirus.

7 - Establecer la amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias de los bienes del activo fijo, en un solo ejercicio (excepto los automóviles).

8 - Aumento del mínimo no imponible de las contribuciones patronales, hasta $30.000 por cada trabajador.

9 - Permitir el cómputo del 100% del ajuste por inflación en un solo ejercicio fiscal.

10 - Aumento del mínimo no imponible de Ganancias para trabajadores solteros a $ 80.000, y para los casados con dos hijos a $100 mil. Equiparación de las deducciones personales con los autónomos.

Sin dudas, estas propuestas tienen un alto costo fiscal, pero a mi modo de ver, es un mal menor respecto de una abrupta caída de la actividad económica, aumento del desempleo y disminución del consumo. Es necesario cuidar a los contribuyentes que financian al Estado.

Tags relacionados
Noticias del día