EL CAMIONERO RECLAMA ELEGIR UNA NUEVA CONDUCCIÓN

Dialoguistas resisten la presión de Moyano y niegan cambios en la CGT

Tras la renuncia de Schmid, otros gremios anunciaron su salida de la central. Pero los ´gordos e ´independientes ratificaron a Daer y Acuña como binomio

Hugo Moyano no se anda con vueltas. Por eso ayer, apenas horas después de que se oficializara la renuncia de Juan Carlos Schmid al triunvirato de conducción de la CGT, el líder camionero profundizó la presión para acelerar los tiempos de la elección de una nueva cúpula de la central obrera. La ofensiva moyanista se planteó en dos planos: por un lado, en la escena mediática, Moyano justificó la decisión de Schmid y reclamó una posición más dura de la central frente al Gobierno; mientras, en paralelo, un puñado de gremios cercanos a su liderazgo anunció su alejamiento del consejo directivo cegetista.

"No es una situación muy cómoda estar hoy en la CGT no pudiendo ejercer plenamente las decisiones que están reclamando desde abajo", afirmó Moyano en referencia a la renuncia de Schmid, quien había desembarcado en el triunvirato de 2016 en representación del sector sindical que responde al camionero. Replicando los pasos de saliente triunviro, los gremios de Aeronavegantes y trabajadores de Peajes, que responden a Juan Pablo Brei y Facundo Moyano, también informaron su renuncia a la cúpula cegetista. Se prevé que también sigan ese mismo camino los dirigentes Julio Piumatto (judiciales), Omar Plaini (canillitas), Guillermo Imbrogno (AEFIP) y Jorge Sola (seguros), todos dirigentes que en los últimos meses consagraron el espacio conocido como "moyanistas sin Moyano", principal sostén de la gestión de Schmid.

Los movimientos del moyanismo, sin embargo, no lograron alterar por ahora la decisión de los sectores mayoritarios en la conducción cegetista, enrolados en los grupos de ´gordos e ´independientes de acelerar cambios en la cúpula. "No se va a cambiar nada ahora, no hay posibilidades de llamar a una elección de autoridades en este momento", aseguró a El Cronista un importante dirigente de esos sectores. El vocero reconoció que la renuncia de Schmid generó sorpresa y hasta "cierto malestar" tras la satisfacción por la contundencia del paro general de la semana pasada y anticipó que será evaluada en los próximos días en una reunión de la denominada ´mesa chica de la entidad. "Sigue todo igual, quedarán (Héctor) Daer y (Carlos) Acuña en la conducción", enfatizó.

Otro gremialista del mismo espacio admitió que el paso al costado de Schmid significa un "claro debilitamiento" para la central obrera en medio de un escenario de creciente conflictividad social por efecto del deterioro de la economía. Y evaluó: "Esto termina siendo funcional al Gobierno". En esa línea, la postura de los sectores gremiales con mayor vocación de diálogo con la administración macrista se concentrará en el respaldo a la gestión de Daer y Acuña y, a la par, restar trascendencia política al alejamiento de Schmid. "Seguramente va a volver a acercarse a Moyano", pronosticó el dirigente en referencia al denominado Frente Sindical Para el Modelo Nacional que el camionero constituyó con referentes sindicales críticos del Ejecutivo, como Sergio Palazzo (bancarios) o Ricardo Pignanelli (Smata).

Schmid por ahora evitó declaraciones y, solo a través de su cuenta en Facebook, valoró una nota de opinión que interpretó su salida de la CGT como producto de "la reafirmación de un período cumplido". Ya varios meses atrás el dirigente había considerado "agotada" la gestión del triunvirato en la conducción de la CGT.

Tags relacionados