Día D: el Gobierno intenta destrabar el desembolso de u$s 5400 millones del FMI

Se encontrarán alrededor del mediodía con el director interino del organismo internacional, David Lipton. 

Hernán Lacunza y Guido Sandleris, aunque mantuvieron ayer algunos encuentros en común, tuvieron agendas por separado en Nueva York pero con un objetivo central: buscar transmitir a los inversores que los diálogos con la oposición para avanzar con el reperfilamiento anunciado casi cuatro semanas atrás siguen.

Es que tras las elecciones primarias del 11 de agosto, los principales fondos en el exterior que tienen títulos de deuda argentina están más interesados en qué piensa el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, y su equipo para evaluar la trayectoria económica y la propuesta de reperfilamiento que pueda surgir que en sentarse a negociar con los funcionarios actuales.

De hecho, un funcionario del Gobierno de Mauricio Macri admitió: "el foco del viaje es otro". No en vano la principal reunión de los días de Lacunza y Sandleris en Estados Unidos será hoy: alrededor del mediodía, en medio de la Asamblea de Naciones Unidas (ONU) los funcionarios argentinos se verán con el director gerente interino del Fondo Monetario Internacional, el norteamericano David Lipton.

El encuentro será básicamente político: es que ante la falta de definición del envío del sexto desembolso por los u$s 5400 millones, que el Gobierno esperaba para alrededor del 15 de septiembre, el peso del titular del organismo en cuanto a los próximos pasos se torna clave.

Lipton resumirá la perspectiva del FMI acerca de las diferentes posturas para con la Argentina y la evolución del préstamo stand-by previsto hasta mediados de 2021. Si bien acuerdan que el país cumplió con las metas esperadas al segundo trimestre, que es lo que el Gobierno de Mauricio Macri resalta en toda oportunidad, desde el organismo internacional se focalizan además en cuatro puntos que tienen que ver con la perspectiva hacia adelante: la posibilidad de acceso a los mercados, la sostenibilidad de la deuda, la capacidad y voluntad de las autoridades de poder aplicar las medidas que surjan del programa, y la necesidad de la ayuda para resolver el déficit de balanza de pagos.

Además, la situación macro se modificó sustancialmente desde la última revisión formal, lo que hace cambiar el programa en sí. Aunque con elecciones presidenciales mediante y el cambio político que se avecina, la transformación del paquete se vuelve más profunda aún.

Tras el encuentro con Lipton de hoy, del que también formará parte el director para el Departamento Occidental del FMI, Alejandro Werner, mañana seguirán las reuniones en Washington, a nivel técnico, a las que se sumará el líder para la misión de Argentina, Roberto Cardarelli, y todo su equipo.

Lacunza llegó ayer al mediodía a Nueva York acompañado por los secretarios de Política Económica, Sebastián Katz, y por el de Finanzas, Santiago Bausili. Por la tarde participó de una reunión cerrada, organizada por el Consulado argentino en esa ciudad.

Además de la reunión con Lipton, acompañará hoy a Mauricio Macri en la Asamblea de la ONU.

Tags relacionados
Noticias del día