Deuda: tenedores de bonos apuran comité a la espera de renegociación

Lo afirmaron fuentes de "uno de los mayores grupos de acreedores" a la agencia Reuters. Los escenarios de la renegociación de la deuda que estará entre las prioridades tras las elecciones de este domingo.

Un grupo de los mayores tenedores de bonos argentinos empezó a conformar un "comité de acreedores" a la espera del arranque de las negociaciones de deuda tras las elecciones presidenciales de este domingo,

Así lo dijeron a la agencia Reuters fuentes involucradas con los planes de este grupo de tenedores de bonos argentinos, que prefirió no mencionar nombres por la sensiblidad del asunto.

De este modo, los acreedores se anticipan a la elección del domingo y luego de varias reuniones y llamados en semanas recientes para armar la estrategia.

"Hemos acordado continuar (con la formación del comité) para poder estar listos después de las elecciones", dijo ayer jueves una de las fuentes, y agregó que "una buena combinación" de acreedores grandes están involucrados.

Otro miembro mencionado por Reuters agregó: "Todos estamos previendo definición en primera vuelta, por eso no hay tiempo que perder". Y señaló que "está claro que se necesita una reestructuración y aparentemente ellos quieren que se haga algo rápido, por eso necesitarán alguien con quien hablar".

Sea cual sea el resultado electoral, el gobierno electo deberá definir un programa en el que tendrá que encontrar un equilibrio entre una renegociación de la deuda; un resultado fiscal con mayor o menor ajuste; y tratar de pactar algo con el FMI. Esto puede conspirar con las intenciones de un reperfilamiento de bonos que sólo involucre estiramiento de los plazos.

Los miembros del comité de acreedores también dicen que quieren asegurarse de no ser obligados a soportar quitas de deuda dolorosas.

Dilema de la deuda: mayor ajuste fiscal facilitaría un reperfilamiento amigable

El tema del manejo de la deuda pública está entre las primeras tareas a resolver por Alberto Fernández si resulta ganador el próximo domingo. Pero aún restan finalizar dos días de elevada dolarización, según se pronostica por lo que ocurrió entre el lunes y ayer, con su impacto en las obligaciones: un 80% está nominada en moneda extranjera.

Las inminentes negociaciones se enfocarían en una deuda soberana por unos u$s 100.000 millones que se tornó demasiado cara para Argentina tras el derrumbe del mercado que afectó la capacidad de pago del país y drenó sus reservas internacionales.

El enfoque duro de Argentina durante la renegociación del 2001 al 2005, durante el gobierno de Néstor Kirchner, dejó recuerdos amargos en los tenedores externos de bonos.

Por eso, la mayoría de los nuevos títulos ahora también tienen "cláusulas de acción colectiva" que implican que la reestructuración puede proceder sólo si es respaldada por dos tercios o tres cuartos de los tenedores de bonos.

"Es importante que haya un grupo negociador que tenga una mayoría para bloquear", dijo una fuente a Reuters.

Tags relacionados
Noticias del día