Deuda: enmienda a la oferta y otra prórroga, en la agenda semanal

El ministro de Economía trabajó la última semana para mejorar la propuesta a los acreedores, después de mostrar un borrador con mejores términos que la oferta inicial. Extenderán otros 10 días el plazo

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará la enmienda a la oferta de canje de deuda en los últimos días de esta semana.

En eso trabajó durante los últimos 10 días, después de recibir el visto bueno del staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) a su propuesta no oficial que distribuyó entre los acreedores privados a partir del 26 de mayo.

De acuerdo a lo que relataron fuentes oficiales, el cronograma de esta semana tendrá como hito la enmienda a la oferta que está abierta en la Security Exchange Commission (SEC) de los Estados Unidos y que es la misma que se presentó en abril, con sucesivas extensiones desde el 8 de mayo hasta el plazo vigente, que finaliza este viernes 12 a las 18 horas de Buenos Aires.

Eso será en los últimos días de esta semana. Al mismo tiempo, el presidente Alberto Fernández dictará un Decreto que será publicado en el Boletín Oficial para disparar una nueva prórroga -la cuarta- por 10 días a partir de ese momento.

De este modo, se abrirá el quinto período de invitación a los tenedores de 21 bonos por u$s 66.238 millones, que serán reestructurados, para que acepten las condiciones de la Argentina, ahora negociadas de "buena fe" con sus acreedores.

En parte del proceso, se renovarán los Acuerdos de Confidencialidad (Non Disclosure Agreement, NDA) con los tres comités en los que se agruparon los bonistas que tienen cerca de un 40% de los bonos elegibles para la reestructuración. "Se supone que en ese lapso Guzmán y los bonistas intentarán llegar a un acuerdo", explicaron fuentes del oficialismo.

La nueva propuesta

En términos de Valor Presente Neto (VPN), la oferta del Gobierno empezaría con un 4 adelante. Es decir, que no llegará a 50 dólares por cada 100 de valor nominal, calculado a una tasa de salida (exit yield) de 10%.

Ese es el límite que fijó el FMI para que la propuesta sea sostenible con alto grado de probabilidad. La enmienda del ministro de Economía se acercará a ese número, considerando que la propuesta del 26 de mayo estaba en torno a los 47 dólares de VPN.

El techo que trazó el organismo internacional, que es el principal acreedor de la Argentina (y que, como contraparte, tiene a este país como su principal deudor) es, dicho de otra forma, el monto por encima del cual el Fondo no garantizará próximos desembolsos.

Ministro Martín Guzmán
Las expectativas del Gobierno

En el Gobierno se hacen la idea de que por unos años el FMI será el único prestamista a tasas razonables, aún cuando se levante el default y la reestructuración sea un capítulo terminado.

Kristalina Georgieva, titular del FMI

El riesgo país bajaría de los actuales 2539 puntos básicos y rondaría los 1000 puntos en una primera instancia, por lo que tomar un crédito en los mercados financieros internacionales costaría 10% más la tasa de la FED, hoy entre 0% y 0,25%.

Esta es una tasa que, piensan fuentes cercanas a Guzmán, seguirá siendo similar a la de un país en cesación de pagos, por lo que retornar a las emisiones internacionales está descartado en el corto plazo.

En cambio, después de concluir la reestructuración, el siguiente paso será iniciar las conversaciones con el FMI para negociar un programa que suplante al actual stand by y asegure el repago de los u$s 44.000 millones que prestó el organismo desde 2018.

Dos meses de idas y vueltas

El primer plazo había concluido el 8 de mayo, con una aceptación menor al 20%. El segundo, el 22 de mayo, dejó a la Argentina en default, tras cumplirse los 30 días del incumplimiento en el pago de u$s 503 millones en concepto de intereses de tres bonos: los Global AA21, AA26 y AA46, cuya denominación técnica era "Bonos Internacionales de la República Argentina en Dólares" o BIRAD.

Tras la cesación de pagos, el tercer período terminó el 2 de junio y el cuarto expirará este viernes. Hasta el momento, los acreedores no pidieron la aceleración de los pagos en los tribunales de Nueva York, pese a que ya cuentan con esa facultad.

Tags relacionados
Noticias del día