Deuda: Guzmán admite que hay "distancia por cubrir" en la negociación con bonistas

El ministro participó de una conferencia de funcionarios económicos organizado por Bloomberg, donde remarcó que con un grupo de bonistas la Argentina está cerca de un acuerdo, mientras con otro todavía no por las cláusulas de acción colectiva y otras cuestiones legales y económicas.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que todavía queda "mucho trabajo por hacer" en la renegociación de la deuda externa para llegar a un acuerdo y remarcó las diferencias en cuestiones legales que existen con los tenedores de los títulos emitidos en 2005 y 2010, que exigen cambios en las cláusulas de acción colectiva, mientras que con el otro grupo el Gobierno "está alcanzando un entendimiento".

"Estamos trabajando en arreglar un acuerdo que esté en las capacidades de Argentina, con los bonistas encaramos. Hoy estamos estamos en conversaciones con los dos grupos mayoritarios. Con uno de ellos estamos alcanzando un entendimiento y resolvimos algunas cuestiones importantes, pienso que con ese grupo las conversaciones avanzaron de forma constructiva", sostuvo Guzmán.

Añadió que "con el otro grupo hay diferencias importantes en los términos legales, una de las propuestas que recibimos pide que Argentina retroceda con algunas cláusulas de acción colectiva, pero no es algo que Argentina pueda hacer", explicó Guzmán, en una charla de ministros de Economía organizada por la agencia Bloomberg.

Los tenedores de bonos del Grupo Ad Hoc pretende las cláusulas de acción colectiva que habían obtenido con los canjes de 2005 y 2010, pero el Gobierno está dispuesto a ofrecer las cláusulas existentes en los títulos emitidos en 2016, por el gobierno de Mauricio Macri.

Y agregó: "Es un proceso que toma tiempo, muy complejo, seguimos en diálogo para poder llegar a un acuerdo, pero claramente hay mucho trabajo por hacer y distancia por cubrir tanto en términos económicos como legales. Argentina incluyó en diferentes series de bonos diferentes cláusulas, y hay distintos marcos legales para interpretar la ley. Estamos haciendo la reestructuración con los marcos legales existentes respetando la ley. Argentina es miembro del G20 y tiene que adherir a esos contratos."

En un panel que compartió con sus pares de Perú, María Antonieta Alva Luperdi; de México, Arturo Herrera Gutiérrez, y el  Carlos Dominguez, y de Filipinas, Carlos Dominguez; Guzmán señaló que el coronavirus provocó "daños masivos" en la actividad económica y que espera que una vez superada la pandemia la actividad se recomponga con la capacidad productiva existente a corto plazo.

"El coronavirus ha tenido efectos masivos en la actividad económica, estamos haciendo todo para mantener las capacidades económicas del país. La reestructuración es parte de eso, darle al país la posibilidad de recuperarse en los próximos años. Después del coronavirus esperamos tener una importante recuperación de la capacidad productiva existente en el corto plazo. En mediano y largo plazo tenemos que asegurarnos de mantener la producción, al mismo tiempo aportar dinamismo, creación de empleo y estabilidad.", comentó.  

Al respecto señaló: "Es algo en lo que estamos trabajando desde diciembre: en crear las condiciones macroeconómicas de estabilidad a través de políticas productivas para el sector privado con un rol activo del Estado."

El ministro argentino sostuvo la economía argentina ya estaba "frágil" antes de la llegada del coronavirus, por lo que la pandemia complicó el financiamiento de las políticas públicas y comprometió el plano fiscal. No obstante, aseguró que su gestión avanza en la "reconstrucción de la confianza en el peso" y en el ordenamiento de las cuentas públicas.

"La Argentina tenía una economía muy frágil antes de que llegara el Covid-19, por lo que los efectos de la pandemia fueron muy dañinos para las cuentas públicas y el financiamiento. El financiamiento público está cada vez más delgado, tenemos que asegurarnos que el déficit fiscal esté bajo control en especial en la situación que enfrentamos, reconstruir la confianza del peso y la curva de los títulos en pesos", dijo.

En ese sentido, Guzmán reconoció que el Gobierno tuvo que recurrir a la emisión monetaria del Banco Central (BCRA) en grandes magnitudes para financiar las políticas de asistencia ante las restricciones económicas por la cuarentena.

"El sistema social de protección fue muy importante para reaccionar rápido y anticiparnos a la situación, mantener la flexibilidad fue importante ante el cambio de circunstancias para adaptarnos rápido a la crisis.Tenemos que contener los efectos de la crisis con financiamiento del Banco Central. Estamos trabajando en reestructurar la deuda y poner las cuentas públicas en orden, para así establecer un camino de consolidación fiscal", señaló.

Tags relacionados