Después del cruce con el Gobierno, Tinelli almuerza con Lavagna

Será mañana y por ahora el lugar se mantiene en reserva. El conductor había dado su aval el fin de semana a un frente electoral entre el economista, Massa y Urtubey que pueda romper la grieta.

Marcelo Tinelli y Roberto Lavagna volverán a verse las caras mañana, almuerzo de por medio, en una cita de alto contenido político y en medio de la creciente expectativa en torno a la posibilidad de que el ex ministro anuncie por fin si jugará o no en las presidenciales de octubre.

La cumbre Tinelli-Lavagna se veía venir. Las duras críticas que este fin de semana el conductor televisivo lanzó contra Mauricio Macri y Cristina Kirchner  y el aval público que dio luego a un frente electoral conformado entre el economista, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey como alternativa a la grieta, parecieron abonar el terreno para un nuevo encuentro entre ambos.  

Tinelli y Lavagna ya se habían reunido a principios del verano para hablar de la situación del país, aunque el conductor de Showmatch viene desde el año pasado manteniendo encuentros reservados con el hijo del economista, el diputado del FR Marco Lavagna.

"Se nota que Marcelo está preocupado por la situación de la Argentina y es bueno que se interese por la cuestión política , dijeron a El Cronista allegados al ex ministro.

Ambos, reconocen cerca de Lavagna, tienen varias coincidencias, y en particular, los anima el deseo público de terminar con la grieta. “Estamos ante dos personas que son dos caras de la misma moneda,  y los dos tienen picado el boleto , había dicho Tinelli el viernes en referencia a Macri y CFK, para luego prodigarle elogios al economista: “Me parece una persona sensata. Me gustaría ver las ganas que tiene. Es una persona que ha logrado salir de dificultades, un tipo potable .

Sobre “las ganas del exministro, conversarán seguramente mañana cuando vuelvan a encontrarse. Por el momento, no hubo precisiones sobre dónde se realizará el almuerzo, a tono con la extrema reserva que Lavagna suele imponer a cada uno de sus movimientos políticos.  

La expectativa será doble. Por un lado, la posibilidad de que el conductor de Showmatch decida desembarcar en la política no es novedosa, pero el propio Tinelli se encarga cada tanto de realimentarla con declaraciones mediáticas altisonantes, o vía Twitter, como hizo esta semana, cuando cruzó duro al ministro Dante Sica por restarle importancia a la alta volatilidad del dólar. También su reciente visita a Tucumán, donde se mostró con el gobernador Juan Manzur, fue leída en clave político-electoral.

Pero al margen de Tinelli, todos los ojos estarán puestos en lo que pueda decir o no allí Lavagna, que no cesa de sumar gestos y reuniones que lo ponen cada vez más cerca de una candidatura presidencial.

Sin embargo, como él mismo lo ha explicitado públicamente, todavía restan obstáculos por salvar, que no son menores, claro. Que sus socios de Alternativa Federal, Massa y Urtubey, desistan de una interna como pide el ex ministro para ser ungido candidato y, al mismo tiempo, lograr conformar un armado opositor lo suficientemente consistente que exceda al peronismo (con el progresismo y los desencantados de Cambiemos adentro) que sea capaz de romper la grieta.

Tags relacionados

Noticias del día