Después de Córdoba, Cambiemos se preocupa por su alianza y el dólar

De Andreis ensayó una autocrítica y lamentaron la división en Córdoba. Inquietud por convención de Carrió y de la UCR. También por la guerra comercial

Tras la aplastante reelección de Juan Schiaretti en Córdoba, el Gobierno se topó este lunes con dos debilidades. Por un lado, las fallas de la coalición Cambiemos que llevó ayer a una autocrítica del secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis. Por el otro, el Gabinete también evaluó la guerra comercial entre Estados Unidos y China que puede derivar en la apreciación del dólar lo que afectaría a la Argentina.

"Hacemos una autocrítica. Claramente haber ido divididos perjudicó el resultado", manifestó De Andreis, ante los medios. Los candidatos radicales Mario Negri y Ramón Mestre sumaron entre los dos casi 29 puntos, y quedaron bien lejos del gobernador que captó el 54% de los votos. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, entonces, ensayó otro argumento para alejar al presidente Mauricio Macri de la derrota: "el Gobierno no tenía candidato. (Mestre y Negri) no fueron como Cambiemos", comentó.

Ya pensando en que el electorado de Schiaretti vaya hacia las arcas de Cambiemos en las presidenciales, De Andreis recalcó que el gobernador peronista dijo que los comicios eran locales y Macri se comunicó con el cordobés. Entre miembros del Gabinete, en off, hubo críticas a la aliada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien apuntó contra el mandatario provincial por la inseguridad. "No podemos decir que Schiaretti es parte del narcotráfico. Sería irresponsabilidad de parte nuestra", le respondió la ministra Bullrich ayer.

La tensión con Carrió es una pata preocupa de cara a las elecciones nacionales. Este 18 de mayo la Coalición Cívica tendrá su congreso partidario y habrá que ver si lanza dardos contra los funcionarios del Gabinete, tal como hizo en estos días contra el ministro Rogelio Frigerio, a quien intentó responsabilizar por la caída en Córdoba. También ya lanzó otras críticas al ministro de Justicia, Germán Garavano.

Lo que también preocupa será la convención de la UCR este 27 de mayo. En el Gobierno esperan que ratifiquen su pertenencia a Cambiemos pero que también crearían una comisión para analizar la incorporación de más dirigentes. El ex ministro de Economía, Jesús Rodríguez, propone "contemplar la incorporación de otros actores políticos en un eventual ballotage para garantizar la oferta electoral de progreso versus la que propone una regresión populista".

Justamente, en Casa Rosada dicen que el acuerdo de 10 puntos que propuso Macri con el arco opositor, empresarial y de los trabajadores, puede desembocar justamente en eso. Esta semana, el Gobierno retomaría la iniciativa al incorporar puntos que le plantearon los gobernadores y opositores, como apuntalar el desarrollo productivo.

Por último, el Gobierno empezó la semana mirando hacia Estados Unidos. "Nos preocupa", dijo De Andreis. "La tensión con China afecta a los mercados emergentes y Argentina es uno de ellos", agregó el secretario, al reconocer que fue uno de los temas de la reunión. En Gobierno necesitan tener estabilizado el mercado hasta las elecciones porque cuando el dólar se dispara la imagen de Macri suele caer.

En su informe sobre la región, la consultora de Londres, Capital Economics, analizó un escenario con una apreciación del 25% del dólar. El economista jefe, Neil Shearing, consideró que en Argentina la deuda en moneda extranjera pasaría de casi 70% a más del 80% del PBI, sólo detrás de Turquía. La reacción del mercado y del dólar son las otras preocupaciones que tiene el Gabinete de Macri en mente.

Tags relacionados
Noticias del día