Desde 2012, subió 32% la proporción de empleados públicos sobre privados

En los últimos ocho años el volumen del empleo estatal creció 26%, mientras que la cantidad de asalariados privados bajó y representa menos de la mitad del empleo total, relevó el Iaraf. A datos de abril, hay 55 trabajadores del sector público cada 100 del sector privado, pero con 90 días adicionales de cuarentena el panorama luce más oscuro.

La cantidad de empleados públicos en relación con los privados subió más de un 32% en los últimos ocho años, resaltó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que destacó que en 2012 había 43 trabajadores estatales por cada 100 asalariados del sector privado, mientras que el último registro mostró un aumento a 55 por centena.

El informe enfatiza que el empleo público ha ido incrementándose en casi todo el período desde 2012, salvo a comienzos de 2019, y que acumuló hasta abril un robustecimiento de 26% al totalizar 3.218.006 puestos, cuando en enero de 2012 había 2.548.433. Así, ya representa el 27,3% del empleo total.

En tanto, la cifra de privados mostró una trayectoria más irregular con caídas en 2014, 2016 y un desplome que encadena desde 2018 y que se agudizó con la cuarentena por el coronavirus. Así, bajó 4,3% hasta 5.907.231 desde 2012, cuando había 6.068.528 trabajadores. De esta manera, representa ya menos del 50% del total del empleo.

La contracción es más drástica desde su pico a comienzos de 2018, cuando se ubicaba casi en 6,3 millones, explicada en casi 3 puntos porcentuales por el desplome debido al confinamiento comenzado el 20 de marzo que paralizó casi toda la actividad económica. Al haber transcurrido casi tres meses más de cuarentena desde el último registro, los datos actuales son ostensiblemente peores.

El Iaraf recalcó que el empleo público aumentó un 0,9% interanual en abril y apuntó que en un contexto de crisis "es esperable que haya un incremento" de trabajadores estatales para reforzar áreas sanitarias y de seguridad, mientras que la cantidad de trabajadores privados cayó 5,2% respecto al mismo mes del año pasado, lo que redunda en 318.700 puestos menos, la peor caída desde la crisis de 2001 (que fue mayor al 11% en su peor momento).

Desde 2012, el empleo público creció un 15% más que el crecimiento poblacional, aproximadamente 482.400 puestos por encima del nivel inicial ajustado por población, sostuvo Iaraf.

"Esta dinámica tiene grandes repercusiones en las finanzas públicas de todos los niveles de Gobierno porque el aumento del gasto público requiere mayor recaudación impositiva para financiarlo, en una economía privada estancada y que no crece", remarcó y aclaró que el informe reúne los datos que maneja el Ministerio de Trabajo, que no contabiliza los asalariados informales ("en negro") que se rondan, según estimaciones, los cinco millones.

Agregó: "La mayor recaudación impositiva en Argentina se busca a través de una mayor carga tributaria, con mayor número de impuestos (actualmente coexisten 165 tributos en Argentina) y a través de mayores alícuotas en los gravámenes y tasas ya existentes. Una consecuencia de la mayor carga tributaria, es que agrava la destrucción de empleo privado e impide la creación de nuevos empleos, ya que genera desincentivos a la formalización laboral, por lo que la situación se retroalimenta."

Tags relacionados