PANADEROS DICEN QUE NO PUEDEN SEGUIR RESIGNANDO GANANCIAS

Denuncian subas de entre 20% y 50% en el precio de la harina por retención de trigo

El principal insumo para el pan y derivados pasó los $ 300 la bolsa. Productores trigueros prefieren aguantar a diciembre para vender. Hoy se reúnen fabricantes de pastas

La cercanía del recambio presidencial, con las promesas de campaña de quitar retenciones para la exportación de trigo y de liberar el comercio fuertemente administrado en los últimos ocho años, y la incertidumbre cambiaria llevan a los productores a retener lo más que pueden su producción de cereales. Y eso comenzó tener efecto alcista en los precios de algunos alimentos típicos de la mesa argentina, lo que pone presión a la inflación de noviembre.


Ese es el caso de la harina para panificación, que según denunciaron industriales panaderos y de elaboración de pastas registró un incremento de entre 20% y hasta 50% en la última semana, con la bolsa de 50 kilos valiendo entre $ 300 y $ 400 según la provincia. Estiman que el traslado a precios al consumidor oscilará entre 10% y 12% en el caso de las pastas y galletitas. El sector panificador aseguró que las alzas aplicadas por los molinos harineros no obedece a escasez del producto, sino que tiene que ver con que los productores que todavía tienen trigo "viejo" en su poder, en torno a 1,5 millón de toneladas, y están cosechando la campaña nueva, frenaron cualquier venta a la espera de que asuma el nuevo Presidente.


Desde principios de mes, por su parte, panaderos de las provincias del NOA están advirtiendo que habrá subas en torno al 10% del pan al mostrador, ante el salto que registró la bolsa de 50 kilos tras la primera vuelta electoral.


Los panaderos bonaerenses, en tanto, remarcaron su preocupación y advirtieron que, si bien el costo de la harina no es generadora de incremento en el valor final del pan en la magnitud que sí lo son los salarios, alquileres, cargas sociales e impuestos, "llega un momento en que no se puede seguir absorbiendo mayores costos, porque una cosa es resignar ganancias y otra muy diferente es la descapitalización de la industria y el negocio".


Hoy, las cámaras de producción de pan y pastas de distintos puntos del país que conformaron en junio pasado el Foro Farináceo de la Argentina (Forofar), se reunirán en Buenos Aires para definir acciones ante lo que consideran un "descalabro", dado que los incrementos no están dados por escasez de materia prima, como sucedió por caso en 2013, sino por las expectativas devaluatorias y de libertad para el mercado del trigo que abrieron las promesas de campaña de Mauricio Macri, seguidas luego por Daniel Scioli.


Además del incremento en la harina, los industriales panificadores sostienen que otros insumos, como la margarina, las cajas de cartón, los conservantes se incrementaron entre 3% y 10% en los últimos 15 días.
Una similar situación evidenciaron productores de aves, cerdos y vacas. También por mejores perspectivas futuras, el maíz para alimentación animal se encareció 40% en el último mes, al pasar de $ 1000 a $ 1400 la tonelada, lo que tarde o temprano derivará en mayor presión inflacionaria para los alimentos.

Tags relacionados
Noticias del día