De cara a las elecciones Vidal lanza crédito barato para los municipios

Con un fondo de $ 3000 millones pondrá una línea para los que adhirieron a la ley de responsabilidad fiscal. Se podrá utilizar para hacer obras o compra de maquinarias

La campaña en la provincia de Buenos Aires empieza a tomar color. Un poco más de un mes de "distanciamiento" entre la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri fueron una vacación suficiente y ya se mostraron en público tres veces en los últimos cinco días.

Pero mientras la macro política discute si el desdoblamiento es una opción para la provincia o si simplemente es una estrategia más para derivar la atención, Vidal se prepara para sumar la mayor cantidad posible de los 135 distritos que tiene la provincia. A partir de esto acaba de lanzar una línea de crédito a tasa subsidiada para que puedan acceder aquellas intendencias que cumplieron con el pacto fiscal provincial, un acuerdo de contención de gastos similar al que implementó la Nación.

Según explicaron fuentes del entorno de la gobernadora a El Cronista esta línea está conformado por $ 3.000 millones es una línea para municipios que tienen "las cuentas en orden y que hayan adherido a la ley de responsabilidad fiscal. Básicamente son préstamos para inversión de capital".

Con esta medida la provincia está financiando la compra de maquinaria y de obra pública en los distritos que se firmó el pacto fiscal -alrededor de 100-. El otorgamiento de los mismo estará bajo la órbita del ministro de Economía provincia Hernán Lacunza que será quien controlará los números de los intendentes antes de dar el visto bueno.

A la hora de explicar como se conformó el fondo de los $ 3000 millones desde la provincia dijeron que "tiene que ver con lo que Anses presta a todas las provincias como anticipo del 3% de Ganancias que está devolviendo en cuotas (equivalente a los fallos de San Luis, Córdoba y Santa Fe)". Y volvieron a remarcar que es "condición sine quanon" para poder acceder a estos créditos a tasa subsidiada tener superávit y adhesión a Ley de Responsabilidad Fiscal de la provincia. "Es para hacer obras. Es un premio a los municipios que han hecho las cosas bien".

"Nos parece razonable que municipios con buen comportamiento fiscal accedan a una línea de crédito blando. El Fondo ya está reglamentado", agregaron.

Aunque no dijeron si habrá algún límite a la hora de pedir, adelantaron que el crédito tendrá una tasa que se moverá entre el 12% y el 15% y que el capital tendrá un período de gracia de cuatro años, una vez concluido ese plazo comenzará a pagar.

La medida tiene como objetivo contener a los intendentes que en un año electoral se enfrentan a la escasez de fondos para hacer obras porque, así como la Nación transfirió servicios a las provincias éstas hicieron lo propio con los municipios y deberán afrontar más gastos -por ejemplo el subsidio al transporte público-. Pero además, le permite a la provincia que también está con poco dinero para enfrentar obras, que sea el intendente quien las encare.

Por el lado de los jefes comunales que se tienen que enfrentar con el vecino a diario se encuentra con la "tentadora" oferta de una línea de crédito a menos de la mitad de lo que le cobran en los bancos.

Tags relacionados