Críticas de los comerciantes a la obligatoriedad del uso del posnet

Adrián Palacios, de Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), advirtió que, con el nuevo sistema, "los kioscos de proximidad terminan financiando a bancos y grandes cadenas de supermercados". 

El titular de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), Adrián Palacios, criticó hoy las "elevadas comisiones" que cobran los bancos por el uso del sistema de posnet, cuyo uso es obligatorio desde el 1 de abril para todos los comercios y profesionales del país.

"Esta decisión impacta negativamente. Vamos a pérdida. La rentabilidad por la carga de SUBE es nula, la de venta de cigarrillos es del 3%, si lo vendemos con el posnet nuestro margen se casi inexistente. Además, las comisiones de los bancos llegan a 1,5% por el uso del sistema", sostuvo al evaluar la decisión del Gobierno, cuyo incumplimiento puede acarrear multas que van de los $ 300 a los $ 30.000 y también clausuras de 3 a 10 días.

En diálogo con La Red, Palacios añadió: "A las comisiones, que son altas, hay que sumarle el alquiler del post es de $ 300 a $ 350. En estas condiciones, la rentabilidad se la llevan los banqueros y las grandes cadenas de supermercados que pueden acordar comisiones menores. Los kioscos de proximidad terminamos financiando el sistema".

Palacios también desmintió que la bonificación del costo del alquiler del posnet por dos años, anunciada por la AFIP, alcance a todos los kiosqueros.

"En Argentina hay 100.000 kiosqueros. Esa medida alcanza a los que aún no estén inscriptos en el monotributo. El 85% de los kiosqueros ya lo estamos", afirmó.

En el final de la charla, el titular de UKRA reclamó la convocatoria a una mesa de diálogo. "Pedimos al Estado que convoque a una mesa de diálogo con los bancos y las empresas que proveen el servicio para acordar una rentabilidad que sea justa para todas las partes", finalizó.

Mejor control tributario

La obligatoriedad del uso de medios electrónicos como formas de pago a comercios, empresas, profesionales y monotributistas que vendan productos y servicios al consumidor final comenzó a regir desde el 1 de abril.

La medida fue implementada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) con el propósito de promover la implementación de sistema de lectores de tarjetas (POS) en todos los puntos de venta del país.

Tags relacionados