VIAJÓ DE URGENCIA EN HELICÓPTERO A LA CASA ROSADA Y DESDE ALL FUE AL SANATORIO

Cristina visitó durante 9 horas a su madre internada en el Otamendi

Sin información oficial, dentro del estricto hermetismo que rodea a la mandataria desde el regreso del sur, se supo que a Ofelia Wilhelm se le practicó una histerectomía

Cristina Kirchner estuvo ayer nueve horas en el sanatorio Otamendi, visitando a su madre, Ofelia Wilhelm, de 84 años, quien fue sometida a una intervención quirúrgica en el útero. En medio del fuerte hermetismo presidencial, con un silencio que lleva 45 días, no hubo ninguna información oficial. No obstante, trascendió que a la madre de la jefa de Estado se le practicó una histerectomía, la extracción del útero, donde se le habría detectado una anomalía tras un estudio ginecológico al que se había sometido la semana pasada.


Sin agenda pública prevista (que es mínima desde que regresó de las vacaciones en Santa Cruz, donde pasó las fiestas), Cristina Kirchner se trasladó de urgencia a las 7 de la mañana en helicóptero desde la quinta de Olivos hasta la Casa Rosada, la cuarta vez que ingresa por la explanada en este año. De allí fue llevada al sanatorio Otamendi, ubicado en la calle Azcuénaga al 800, en el barrio porteño de Recoleta. Nunca hubo ningún tipo de comunicación. Alrededor de las 16.10, la mandataria se retiró del centro de salud en un automóvil oficial, escoltada por personal de seguridad y una ambulancia, luego de permanecer toda la mañana y parte de la tarde junto a su madre, internada en ese lugar por segunda vez en 10 días. Esa vez, el primer día del regreso de la Presidenta de su descanso en el sur, también la habría ido a visitar durante una hora.


Según un versión consignada por el diario La Gaceta de Tucumán, citando a un testigo, la jefa de Estado habría sufrido una indisposición. Puntualmente, Cristina Kirchner estaba en la habitación 410 junto a su madre cuando se habría desmayado, provocando corridas de médicos y enfermeros. No hubo desmentida ni confirmación oficial.


El rumor tomó fuerza a raíz del hermetismo presidencial luego de la operación del pasado octubre en la que se extirpó un hematoma craneal. Luego del reposo médico, la mandataria retomó paulatinamente sus actividades hasta las vacaciones. No brinda discursos públicos desde el pasado 10 diciembre, en el acto por los 30 años de Democracia. Su agenda a veces no es informada, como en su reciente visita a Balcarce 50 y mantiene audiencias con miembros de su gabinete en Olivos. Aún no se fijó su retorno a los escenarios.


La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero. Dependiendo de la indicación médica, puede ser subtotal o total, que podría incluir las trompas de falopio y los ovarios. En este caso no se difundió información a la prensa sobre los detalles de la intervención. Para llegar a decidir esta intervención quirúrgica, existen causas benignas y malignas, y la decisión de la extirpación del útero surge luego de evaluar el caso clínico y de haber descartado otras opciones terapéuticas.


La madre de la Presidenta ha tenido otras internaciones, como sucedió en abril de 2009, cuando debió ser ingresada en el Instituto Fleni por un accidente cerebrovascular temporal (ACV) y tras cuatro días fue dada de alta. En aquella oportunidad, Cristina Kirchner había calificado esa urgencia como sólo un susto, mientras se encontraba de visita oficial en Trinidad y Tobago por la V Cumbre de las Américas.

Tags relacionados