LA SENADORA ESTAR EN LA L NEA DE SUCESIÓN PRESIDENCIAL DEBAJO DE AMADO BOUDOU

Cristina eligió a Beatriz Rojkés como presidenta provisional del Senado

Un día antes de la jura de los nuevos senadores, la Presidenta se decidió por la esposa del gobernador de Tucumán. En el bloque, ratificó a Pichetto

Parte de la actividad presidencial se desarrolló en la Quinta de Olivos. La Presidenta Cristina Kirchner sólo abandonó la residencia presidencial para ir a un acto que estaba agendado de antemano. Por eso la expectativa subió a decibeles altos, aunque después sólo se supo quiénes fueron los elegidos para ocupar los principales casilleros del Senado Nacional.
La forma en que se conoció la noticia no fue casual. Hoy a partir de las 11 se hará en la Cámara Alta la sesión preparatoria en la que jurarán los 24 legisladores electos y, además, se designará la presidencia provisional del cuerpo y el jefe del bloque del oficialismo.
Por eso sobre la hora tal como ocurrió con el anuncio de su compañero de fórmula, Fernández dejó trascender que la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich ocupará la presidencia provisional en lugar de José Pampuro y que el rionegrino Miguel Pichetto continuará como jefe de la bancada K. Será la primera vez en la historia que una mujer ocupe este cargo.
Cristina mantuvo el misterio hasta el final y sólo dio a conocer, a través de canales informales, los cargos que eran necesarios designar. Este formato provocó que ayer en la Casa Rosada resurgiera la hipótesis de que lo mismo ocurrirá con los pocos y necesarios cambios que se hará en el gabinete, por lo que se sospecha haría los anunciaría recién a su regreso del viaje a Venezuela. La Presidenta hoy estará en Berazategui, desde donde inaugurará en simultáneo una serie de obras públicas a través de las clásicas teleconferencias. Todo será un rato antes de su partida a Caracas, prevista para las 16:30, de donde retornará el sábado.
Así sólo se develó la incógnita sobre quiénes serán las espadas K en el Senado. A diferencia de los legisladores que jurarán hoy, Boudou asumirá recién el 10 de diciembre, debido a que llegará a la Cámara Alta como representante del Ejecutivo.
Hasta anoche, Pichetto esperaba reunirse con la mandataria, aunque no se supo oficialmente si el encuentro se concretó. Sin embargo, tanto el jefe del bloque K como Rojkés recibieron la señal de Olivos con sus designaciones.
No ocurrió lo mismo con los candidatos que tendrá que proponer Pichetto para las comisiones que comandará el oficialismo, ya que para ello aún hay tiempo, informaron fuentes kirchneristas del parlamento.
Por esta razón aún es un interrogante el destino que tiene preparado CFK para su actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien en este escenario es el que más terreno político perdió.
Rojkés, esposa del gobernador José Alperovich, forjó con el correr de los años una estrecha relación con la mandataria. A tal punto que la legisladora fue invitada para acompañar a Cristina en varios viajes presidenciales al exterior.
Su designación se debió a varios factores. Al garantizarse un vicepresidente leal, Cristina tenía decidido que el segundo lugar en la línea sucesoria debajo de Boudou sea para una mujer. Así fue que después del gran caudal de votos que el Frente para la Victoria cosechó en Tucumán se formó un combo de razones para que la elección presidencial recayera en Rojkés. La ratificación de Pichetto como jefe de la bancada oficialista, en cambio, fue un premio a la labor parlamentaria del rionegrino, que también estuvo signada por su lealtad a la Casa Rosada.
Con el nombramiento de Rojkés, en el oficialismo especularon con que la presidencia de Diputados (cuarto lugar en la sucesión presidencial) será para un bonaerense. En ese esquema las fichas estarían puestas en Julián Dominguez, que dejará el ministerio de Agricultura. Y siguiendo el razonamiento de lo ocurrido en el Senado, Agustín Rossi seguiría como jefe de los diputados K.