Crisis autopartista: tres de cada cuatro fábricas están paradas por la pandemia

Según datos de la AFAC, la recesión es más "profunda" y "grave" que en la industria en general. Solo el 8% pudo pagar la totalidad de los sueldos y el 49% licenció a más de la mitad del personal.

Tres de cuatro empresas autopartistas tienen su producción detenida debido a la cuarentena obligatoria por el coronavirus, según un informe de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), a la vez que más de la mitad de las firmas del sector sufrió un derrumbe en las ventas mayor al 90%.

El estudio de AFAC, basado en datos de la Unión Industrial Argentina  (UIA), que comparó las cifras del segmento con toda la actividad industrial en general y sostiene que la crisis que atraviesa la actividad fabril en general es más "profunda y grave" en el sector autopartista, integrado en un 90% por pequeñas y medianas empresas.

Del informe se desprende que el 76% de las fábricas de repuestos de vehículos se encuentra con sus operaciones detenidas, un porcentaje "significativamente mayor al de la industria en su conjunto". El 23% produce con fuertes caídas y solo el 1% produce en las mismas condiciones que antes del aislamiento.

Respecto a las ventas, ninguna de las empresas del sector autopartista mantuvo el nivel de facturación previo a la cuarentena. El 77% sufrió caídas mayores a 60% y más de la mitad manifestó que la reducción es mayor del 90% o incluso total. 

En cuanto a la cadena de pagos, el informe de AFAC resalta que las empresas autopartistas "están priorizando el pago de salarios" antes que el pago a proveedores, servicios e impuestos. "Se espera que surjan restricciones al momento de poder retomar las actividades productivas", señaló.

Pese a ello, solo el 8% de las autopartistas relevadas pudieron pagar el 100% de los sueldos de abril, mientras que el 28% pudo abonar menos de la mitad y el 14% ni siquiera consiguió afrontarlos. 

El 49% manifestó haber licenciado a más de la mitad de sus empleados, aunque solamente el 27% acordó la suspensión de parte de su plantilla de acuerdo al artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

Este artículo contempla que en casos de fuerza mayor o falta de trabajo "no imputables al empleador", los sueldos pasarán a ser prestaciones no remunerativas. 

"Se considerará prestación no remunerativa las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada [...] en virtud de tales causales el trabajador no realice la prestación laboral a su cargo", indica la norma. 

Asimismo, menos de la mitad de las empresas logró acceder a los créditos de tasa subsidiada de 24%. El 31% trató acceder pero no lo consiguió, mientras que el 22% no intentó.

El 89% de las empresas tuvo problemas para el cobro de cheques, contra el 81% promedio de toda la actividad industrial general. Solo el 11% de las empresas pudo cobrarlos sin inconvenientes, mientras que para la industria en general el porcentaje alcanza el 20%. 

El 79% consiguió ingresar al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que otorga un subsidio para el pago del 50% de los sueldos y bonificaciones con respecto a las contribuciones patronales. Un 11% no pudo acceder y un 10% no se inscribió.
 

Tags relacionados