PRESENTACIÓN DE LA LISTA LIDERADA POR NEGRI

Crece la tensión: la Rosada impugnó las internas cordobesas

Fue la provincia que, admiten en la misma Casa Rosada, le dio la victoria a Mauricio Macri en 2015. Menos de cuatro años después, Córdoba es el epicentro de la interna más feroz que vive Cambiemos, con resultado aún incierto. Las posibilidades van desde una ruptura del frente, con el radicalismo por un lado y el PRO por el otro; a que una de dos listas en pugna no llegue a las internas partidarias convocadas para el 17 de marzo.

En Balcarce 50 prometían ayer que, a pesar de los capítulos que cada día suma la novela, no habría definiciones políticas al menos hasta el próximo lunes, cuando se reúna la mesa nacional de Cambiemos. La pulseada mediterránea tal vez no soporte tanto tiempo.

En paralelo a la impugnación, ante la Junta Electoral partidaria, que presentó ayer Luis Juez, candidato a volver a la intendencia de Córdoba en la lista aprobada por Marcos Peña, el candidato de la UCR local, Ramón Mestre, continuó reclamando enfrentar en las urnas a su oponente Mario Negri. "Están dadas las condiciones para poder garantizar la transparencia de estos comicios. Hemos realizado muchas internas y nunca hemos tenido inconvenientes", se jactó el presidente, de licencia, de la UCR provincial.

En la impugnación de "Somos el Cambio", apuntan que no hay "padrones depurados", ni "autoridades comiciales" y pone en duda "la logística y los escrutinios provisorios". Por lo que concluyen que hay una "imposibilidad objetiva" de realizar los comicios.

Por otra parte, el reproche del radical Negri, titular del interbloque de Cambiemos en Diputados, y de su compañero de fórmula, el PRO Héctor Baldassi, es que ninguna empresa puede certificar las elecciones. "Que la gente vote es de lo más normal, no debería molestar a nadie. Lejos de desafiar al presidente (Mauricio Macri), estamos diciendo estamos juntos con el Presidente", completó Mestre en radio Mitre.

En la carta firmada por Negri, le replican a Mestre que habría que deponer "todo individualismo soberbio", al acusarlo de que "no trabaja para ganarle a Unión por Córdoba (el frente del mandatario Juan Schiaretti) sino que para que el oficialismo continúe en el gobierno de la provincia".

Resta ver qué decidirá la Junta Electoral, órgano que si bien el macrismo acusa de estar en manos de Mestre, en los papeles está integrado por dos integrantes de la UCR, dos del Frente Cívico y dos del PRO. El tiempo apremia: no sólo por los comicios del 17 sino que el 23 de marzo deben oficializarse las listas para las elecciones que Schiaretti adelantó para el 12 de mayo.

De cara al cónclave de la próxima semana, desde el PRO, el presidente del Consejo nacional y senador Humberto Schiavoni, trató de poner paños fríos. "Nuestro límite es romper cambiemos, siempre preservamos la unidad de Cambiemos, confío en que va a primar la cordialidad".

Lo cierto es que la versión de una futura ruptura (con el PRO con Negri versus la UCR con Mestre) tomó fuerza ayer. Otros rumores sostenían que la Rosada bajaría su lista para dejar al radicalismo sólo ante el PJ cordobés.

Tags relacionados