Córdoba renovó el voto a Macri, pero Mendoza y Santa Fe dieron la espalda al Gobierno

Córdoba, Mendoza y Santa Fe fueron claves en 2015 para la llegada al poder de Mauricio Macri, pero anoche el presidente perdió claramente en los tres distritos.

Córdoba, Mendoza y Santa Fe, tres provincias que fueron responsables del triunfo del presidente Mauricio Macri en 2015, le dieron la espalda ayer.

En Córdoba, la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, en Frente de Todos, se imponía anoche por 48% a 30% que conseguía la reelección de Macri, con Juntos por el Cambio.

En Mendoza, la dupla Fernández–Fernández superaba a la fórmula Macri–Miguel Pichetto, por 40% a 37%.

En tanto, en Santa Fe, el kirchnerismo ganaba la elección frente a la continuidad del Gobierno por 43% a 33%

En 2015, Macri llegó a 53% de los votos en la elección general para la Presidencia en la que se impuso sobre Daniel Scioli, y trepó a 71% en el ballotage.

"Sin Córdoba esto no habría existido", declaró Macri en aquel momento, mientras festajaba su triunfo.

En esta oportunidad, tanto Macri como Fernández se fotografiaron con Juan Schiaretti, el gobernador peronista, pero ninguno de los dos logró que los apoye en público para las elecciones, mientras en 2015, el entonces mandatario José Manuel de la Sota, enfrentado con la ex presidenta Cristina Kirchner, jugó por el actual jefe del Estado, acercándole los votos necesarios para la victoria.

De todos modos, en las pasadas semanas, la campaña del oficialismo nacional incluyó la llegada de Macri tres veces a la provincia mediterránea.

Schiaretti ganó la reelección como gobernador el pasado 12 de mayo, en elecciones desdobladas, con 54% de los votos, y en estas PASO avaló una "lista corta" de diputados nacionales.

Córdoba es el segundo distrito electoral de la Argentina, con un padrón de 2.783.122 electores, 8,68% del padrón total del país.

En Santa Fe, Macri ganó la elección presidencial de 2015 por cerca de 4 puntos, a pesar de que dos meses en las primarias había perdido contra Daniel Scioli por un punto y medio. El Frente Cambiemos se impuso en 11 de los 19 departamentos.

Y en el ballotage la diferencia a favor del actual gobierno fue de 11,5 puntos porcentuales en la provincia de Santa Fe, y de 19 departamentos, Cambiemos ganó en 18.

Ahora, el gran triunfador es el peronista Omar Perotti, gobernador electo y amigo de Alberto Fernández, a quien convenció de hacer un gran cierre de campaña en Santa Fe que incluyó a gobernadores del PJ.

Santa Fe aporta 2.680.736 electores; es decir, 8,36% del padrón nacional.

En Mendoza, el gobernador Alfredo Cornejo, que no puede ser reelecto y encabeza la lista de candidatos a diputados, reconoció anoche antes de que se conocieran datos oficiales una diferencia de 2,5 puntos a favor de la fórmula Fernández - Fernández frente a Macri- Pichetto.

En las PASO de la provincia cuyana de 2015, Scioli estuvo muy cerca de ser el más votado, pero luego en la elección presidencial Macri obtuvo 40,84 % de los votos, superando al candidato peronista que logró 31,30 por ciento.

Mendoza tiene 1.363.804 electores, lo que representa 4,25% del padrón nacional

Tags relacionados