Coparticipación: por qué la Ciudad apuesta todo a la definición de la Corte Suprema

Tras rechazar por segunda vez la invitación de Nación para definir una cifra para la Policía en el Gobierno porteño sostienen que las instancias de diálogo se acabaron. Aguardan que el máximo tribunal defina los dos pedidos de inconstitucionalidad presentados.

Ni mesas, ni conversaciones informales, ni encuentros cara a cara entre los líderes. La Ciudad de Buenos Aires rechazó una vez más la convocatoria a la reunión para comenzar a delinear cuántos fondos le transferirá la Nación para costear la Seguridad, en el marco de la disputa por la quita de coparticipación. La mesa de negociación es uno de los puntos que dispuso la ley aprobada en diciembre a partir de la cual se ratifica el acuerdo de traspaso de la policía. La bala de plata del Gobierno porteño es la definición de la Corte Suprema respecto a las dos presentaciones que realizó para declarar la inconstitucionalidad de los recortes. 

Tras el primer rechazo que llegó el fin de semana el Gobierno Nacional reiteró la convocatoria que estaba prevista para ayer a la tarde. Temprano el vicejefe de Gobierno Diego Santilli ratificó el rechazo en declaraciones a distintos medios de comunicación. El funcionario busco, a su vez, federalizar el debate: "No es Provincia contra Ciudad, sino que hay que discutir una nueva ley de coparticipación, sentémonos y distribuyamos federalmente".

Alberto Fernández firmó en septiembre el decreto a través del cual redujo del 3,5% al 2,3% la coparticipación de Ciudad. Lo hizo luego de de que un grupo de policías bonaerenses realizara un reclamo salarial frente a la residencia de Olivos. El recorte se justificó en que era necesario derivar esos fondos a la Provincia para que atienda cuestiones de seguridad y que había sido incorrecto el aumento que le había realizado Mauricio Macri a la administración porteña en 2016. Horacio Rodríguez Larreta recurrió a la Corte Suprema para declarar la inconstitucionalidad. 

Semanas después Nación envió al Congreso el proyecto de ley a partir del cual determina una suma fija para financiar la Policía de la ciudad, en el marco del acuerdo por el traspaso. La norma, aprobada a principios de diciembre, dispone la apertura de una mesa de negociación para acordar una cifra. Hasta llegar a un consenso la Nación fijó ese número en $ 24.500 millones. El jefe de Gobierno ya avisó que no alcanza y volvió a la Corte Suprema. 

Fuentes porteñas explicaron que si aceptaban la invitación a dialogar en el marco de la ley sancionada en diciembre "estaríamos convalidándola, por lo tanto estaríamos yendo en contra de nuestra propia presentación". "Presentamos el tema a la Corte, tenemos que esperar a que se expida", agregaron. 

Aunque históricos cultores del diálogo, con relación al tema de la coparticipación en Parque Patricios ya avisan que descartan cualquier tipo de conversación y dejan todo en manos del máximo tribunal. "A la mesa no vamos a ir simplemente porque las instancias de diálogo se agotaron mucho antes. Nosotros siempre estábamos dispuestos al diálogo, siempre lo estuvimos desde que asumió Alberto. Martin Mura (ministro de Hacienda porteño) se juntó con Silvina Batakis (secretaria de Provincias nacional) muchas veces hasta el 20 de marzo cuando arrancó la pandemia y se cortó el diálogo sobre este tema", sostuvieron.

No obstante, Santilli aclaró que "eso no quita que en los temas cotidianos no nos volvamos a sentar". Ante el aumento de casos de coronavirus y la posibilidad de volver a restringir actividades es probable que las autoridades porteñas y las nacionales se vuelvan a ver las caras pronto.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios